Una monja, tras el Festival Mono Núñez

Una monja, tras el Festival Mono Núñez

La hermana Virginia Lahidalga, de 94 años, fue gestora de este festival de música andina colombiana.

notitle
29 de mayo 2016 , 09:48 p.m.

El festival de música andina colombiana más reconocido del país nació con el éxito asegurado y la bendición de Dios. Fue hace 42 años, cuando las hermanas Virginia Lahidalga, Aura María Chaves y el ginebrino y profesor de música Luis Mario Medina emprendieron el sueño de que en el corazón del Valle se les rindiera tributo todos los ritmos que brotaban del tiple, la guitarra y la bandola.

Desde antes de 1974, la hermana y el profesor decidieron buscar patrocinio para el festival, cuya primera edición no se llamó Mono Núñez, sino Concurso de Música Vernácula de Ginebra (Valle). Sor Virginia, que en noviembre cumplirá 95 años, hizo parte del festival por dos décadas, recuerda que la Nación dio un auxilio de 15.000 pesos.

Nacida en Riosucio (Caldas), aprendió de niña violín y luego se le midió a la bandola en el convento al que entró a los 16 años, pese a que sus padres nunca estuvieron de acuerdo.

“Como era menor de edad, las hermanas no me podían tener en el convento en Cali, porque mi papá había ido por mí. Cuando volví a mi casa, no comía y vivía muy triste, así que me dejaron ser monja”.

Ya en el convento, se abrió campo en la música y estudió Lenguas Modernas.

La idea del festival surgió de una semana cultural que se hizo en los años 1972 y 1973 hasta que al año siguiente los organizadores le apostaron al Concurso de Música Vernácula. El salón de actos del colegio La Inmaculada Concepción, en Ginebra, donde laboraban las hermanas Virginia y Aura María, empezó a atiborrarse de asistentes.

El festival siguió creciendo, mientras Ginebra tarareaba canciones de Benigno Núñez Moya, el ‘Mono’, un compositor nacido en un hogar de techo pajizo del corregimiento Las Playas.

“La gente sabía que era músico y que era muy bueno, pero no más. Así que buscamos darlo a conocer. La mejor manera era con el festival”, narra Virginia, única fundadora sobreviviente del encuentro.

Con todo el empuje, en 1977, el festival tomó el nombre del Mono Núñez, en honor al maestro fallecido a los 94 años, el 31 de diciembre de 1991. La hermana destaca que José A. Morales hizo parte del jurado del festival en sus inicios. Morales es el autor de más de 200 canciones, como 'Pueblito viejo'.

CAROLINA BOHÓRQUEZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Cali

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.