Secciones
Síguenos en:
Sencillez y sensibilidad / Opinión

Sencillez y sensibilidad / Opinión

Un análisis a la cinta 'Una pastelería en Tokio', de la directora y guionista Naomi Kawase.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de mayo 2016 , 12:12 a. m.

Los sentimientos afloran en la tradición naturalista japonesa, y el punto de vista femenino revela una depurada concepción del intimismo cinematográfico.

Con evidente economía de recursos, en el marco del tan mencionado minimalismo contemporáneo, la directora y guionista Naomi Kawase capta con sutileza las atmósferas primaverales y otoñales de sus personajes ordinarios, para sumirnos, sin más preámbulos, en el transcurrir cotidiano y casi estático de vidas comunes y corrientes. ¡Fresca bienvenida!

Una anciana desempleada, que persiste en la idea de trabajar el día a día en un negocio sin mayores pretensiones, busca aplicar sus conocimientos y experiencias acumuladas para complacer a los clientes casuales e imponer las delicias de un pastelillo preparado a fuego lento y con paciencia. En los ciclos temáticos sobre cine y gastronomía, habrá que incluir desde ahora el tema de cómo prospera una actividad económica del sector alimentario donde se elaboran recetas habituales llenas de amor y sumo cuidado.

Ganadora de la Cámara de Oro en 1997, con 14 cortos documentales y nueve largometrajes argumentales en su filmografía, la bien acreditada Kawase se caracteriza por delicadas cintas independientes como ‘El bosque del luto’ (2007) y ‘Aguas tranquilas’ (2014). Porque ellas describen el entorno ambiental con una mirada ciertamente dramática capaz de alterar o perturbar los ánimos. En ‘Sweet Bean’, versión internacional, una fotografía blanquecina invade la pantalla y decenas de cerezos blancos en flor traslucen las habilidades de convertir el cocimiento de fríjoles rojos en papilla azucarada para rellenar panqueques.

En lo que va corrido del siglo, varias cineastas han brillado internacionalmente por cuanto se hallan dotadas de carácter, personalidad avasalladora y estilo propio. Tres de ellas se lucieron desde Cannes la semana pasada: la brillante cineasta británica Andrea Arnold –premio del Jurado por ‘American Honey’–, la talentosísima Jodie Foster (‘Money Monster’) y una revelación alemana llamada Maren Ade –la favorita descabezada–.

A propósito… para su segunda edición, el Festival de Cine Independiente de Bogotá (IndieBo) celebra en su lanzamiento “el protagonismo de las mujeres en la dirección de películas”.

Menciono también a la peruana Claudia Llosa, la danesa ganadora del Óscar Susanne Bier, la argentina Lucrecia Martel, la neoyorquina Sofía Coppola, la parisina Claire Denis, y la italiana Cristina Comencini –entre otras nuevas autoras–.

MAURICIO LAURENS
Para EL TIEMPO
maulaurens@yahoo.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.