Las barreras de las vías 4G para lograr su financiación completa

Las barreras de las vías 4G para lograr su financiación completa

Algunas entidades financieras piden a concesionarios requisitos diferentes a los de la licitación.

notitle
25 de mayo 2016 , 07:51 p.m.

Ya han pasado 16 meses desde que el Gobierno, en cabeza de la vicepresidencia de la República y la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) firmaron el contrato del último proyecto de la primera ola de las concesiones viales de cuarta generación (vías 4G) –la compleja ruta en el Valle entre los sectores de Mulaló y Loboguerrero– y, tras la euforia de licitaciones, adjudicaciones y firma de contratos, el ritmo del proceso bajó y ahora los proyectos de esta etapa, y también de la segunda ola, enfrentan duras pruebas para lograr los recursos financieros requeridos para construirse.

Aunque Clemente del Valle, presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), señala que se ha logrado atraer a 17 instituciones para apalancar los proyectos y que el país está aprendiendo de un esquema nuevo que demandará grandes cantidades de dinero, en la práctica a la fecha solo dos proyectos de esa fase han podido concretar el desembolso de los recursos (uno se anunció el miércoles), mientras los consorcios de los otros proyectos y los de la segunda ola se han visto en una encrucijada para lograr armar la estructura de financiación de sus obras.

Y es que a la advertencia que hizo la semana pasada el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria, sobre la necesidad de acelerar los cierres financieros de los proyectos, garantizando las promesas de los recursos, se suman ahora las percepciones del alto Gobierno –ya confirmadas– de nuevos escollos en este frente. (Lea también: Los desafíos que debe enfrentar el programa para hacer las vías 4G)

El viceministro de Infraestructura, Dimitri Zaninovich, le dijo a EL TIEMPO que se ha observado que para desembolsar los recursos los bancos y entidades financieras de las iniciativas están haciendo exigencias que van más allá de lo que se determinó en la estructuración de las iniciativas.

Más exigentes

Por ejemplo, aunque el modelo de las vías 4G se basó en la ejecución de unidades funcionales de cada trayecto, es decir, ejecutar por partes el proyecto e ir obteniendo los trámites respectivos, algunas entidades financieras están pidiendo que todo el proyecto vial tenga ya expedida la licencia ambiental de todo el recorrido, como condición para girarles los recursos a los concesionarios.

Adicionalmente, fuentes del sector de la infraestructura señalan que también se ha detectado que para girar el dinero, en algunos casos se está pidiendo que se tengan comprados todos los terrenos del tramo respectivo o unidad funcional, algo que resulta imposible debido a que en este tipo de obras la compra de terrenos se puede ver enfrentadas a procesos jurídicos como embargos o sucesiones que pueden tomar más tiempo. (Además: Colombia, un país en obra que se mantendrá así por cinco años)

Igualmente, en otros casos se ha visto la exigencia de niveles de liquidez muy altos por parte del consorcio. Por ejemplo, en proyectos que bordean el billón de pesos se ha notado que a los contratistas les piden tener en caja (efectivo disponible) entre el 20 y el 25 por ciento del capital que requiere el proyecto, pues con estos recursos se garantizan en parte las deudas a que se van a comprometer los concesionarios.

“Los bancos efectivamente sí están haciendo unas exigencias que pueden resultar mayores a lo que se había pensado inicialmente cuando se estructuró el programa de vías 4G, tanto en garantías como en trámites y resolver trámites de licencias ambientales, con proyectos sumamente avanzados”, indica Zaninovich.

Y aunque en un entorno de mayor inflación, aumento de las tasas de interés y de mayores controles de la banca a la hora de desembolsar créditos nuevos no se han visto cambios en las tasas de interés pactadas, el funcionario explica que si bien este es un proceso de negociación entre bancos y los concesionarios, lo que se está planteando desde el Gobierno son estrategias para que no haya posiciones dominantes que terminen elevando demasiado los costos de los proyectos.

Clemente del Valle, presidente de la FDN, reconoce que se subestimó la complejidad de la negociación de los contratos.

Cuando se hicieron los anuncios de que ya se habían entregado las cartas de compromiso, que era lo que pedía la ANI a los 11 meses de adjudicados, nunca pensamos que se iba a tomar tanto tiempo cerrarlos”, agregó el directivo.

Incluso, fuentes del sector señalaron que algunos consorcios están pidiendo cambiar los contratos en este aspecto financiero o flexibilizarlos.

A su turno, el presidente de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI), Juan Martín Caicedo, indicó que los concesionarios están adelantado con la mayor diligencia las gestiones para cumplir con las solicitudes de los acreedores y recalcó que la ocurrencia de los desembolsos de los créditos y demás recursos en ningún momento están relacionados con demoras en la ejecución de los proyectos. “Todo marcha al ritmo que debe marchar”, dijo. (Además: Por presupuesto, máximo se harán cinco proyectos de tercera ola 4G)

Dos cierres de nueve

Al cierre financiero del proyecto Pacífico III se unió el miércoles el de la vía Perimetral de Cundinamarca, que recibirá 156 millones de dólares y 870.000 millones de pesos.

La firma israelí Shikun & Binui, único accionista del proyectó, firmó los contratos de crédito en los que participó el BID, la FDN, Bancolombia y Corpbanca. En unas dos semanas estaría listo el dinero para la vía Cartagena-Barranquilla.

Alistan cambios a normas

La financiación de las vías 4G es tema de análisis en el alto Gobierno, como lo prueba la reunión que sostuvieron presidentes de bancos con el presidente Santos.

Además, el viceministro de Infraestructura, Dimitri Zaninovich, dijo que para la segunda ola se revisan alternativas cambiarias o abrir, como en la primera ola, una parte de vigencias futuras en dólares, para que puedan entrar bancos internacionales o se emitan bonos en moneda extranjera.

Y a la espera de que entren los primeros recursos de Isagén, la FDN ya está ofreciendo mayor capacidad de recursos por parte de la financiera al programa. “Pasamos de 200.000 millones de pesos a 440.000 millones de pesos”, señaló el presidente de la entidad, Clemente del Valle. (Lea también: Treinta megautopistas 4G ya prendieron motores)

Además, la FDN está ofreciendo mayor capa- cidad para comprometer recursos para traer emisiones de bonos mediante un respaldo que se le daría al conce- sionario en caso de que no se haga la operación, como lo hizo Goldman Sachs en los proyectos de Mario Huertas.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
MARTHA MORALES MANCHEGO
REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.