Secciones
Síguenos en:
Firmas extranjeras le bajan ritmo a sus nuevos planes de expansión

Firmas extranjeras le bajan ritmo a sus nuevos planes de expansión

Petroleras redujeron apuestas, pero BBVA, Cemex y PriceSmart sí tomarán riesgos.

notitle

La balanza de pagos que reveló el Banco de la República muestra un signo preocupante. Se trata de los egresos por utilidades de la inversión extranjera directa (IED), los cuales cayeron el año anterior el 50,8 por ciento o 6.124 millones de dólares, contra el 2014.

El resultado a la baja en las utilidades de multinacionales se explica principalmente por las menores ganancias de las firmas que operan en la actividad petrolera, originadas a la vez por el desplome de los precios del crudo.

Y aunque la disminución de los giros de las multinacionales a sus casas matrices podría verse como ‘saludable’, dado que indicaría que están dejando más porcentaje de sus utilidades para reinvertirlas en Colombia, es en realidad producto de la desaceleración de la economía.

De hecho, los recursos frescos que traen al país las petroleras y carboneras para exploración y producción también han disminuido sustancialmente.

Mientras que en el 2015 la IED bajó 25,8 por ciento, a 12.108 millones de dólares, en los cuatro primeros meses, según cifras preliminares de la balanza cambiaria, descendió 35 por ciento, a 2.883 millones de dólares.

El director de la Asociación Colombiana de Petróleos, Juan Carlos Rodríguez, dijo en una reciente intervención que no solo son los bajos precios del crudo el causante de la baja de la IED, sino que desde el punto de vista tributario el país no está siendo competitivo frente a otros productores.

Algo similar considera el presidente de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios (Campetrol), Rubén Lizarralde Montoya, que agrega que la IED en la industria petrolera está cayendo igualmente por el impacto que generan los bloqueos en las regiones por parte de las comunidades, en muchas ocasiones injustificados.

Reducción de inversiones

Entre las compañías que redujeron las partidas para adquisiciones de bienes de capital, que se conoce como Capex, estuvo la petrolera Pacific, que pasó de 226 millones de dólares en el primer trimestre del 2015 a solo 19 millones de dólares en igual periodo del 2016.

Mientras que Avianca Holdings, firma con casa matriz en Panamá, redujo el Capex para compra de naves Airbus en 1.400 millones de dólares para los próximos 30 meses.

Así las cosas, todo indica que por lo menos el Capex de un buen número de compañías, entre ellas las extranjeras, seguirá en descenso, pues el PIB se ubicaría por debajo del 3,1 por ciento del 2015 y no alienta más proyectos o lleva a que las firmas desarrollen apenas los que consideren necesarios.

La Encuesta de Opinión Industrial Conjunta (Eoic), que respondieron en marzo tanto firmas locales como filiales de compañías extranjeras, refleja este regular entorno competitivo. En efecto, indica que el 50,8 por ciento de ellas planea desarrollar proyectos de inversión durante el 2016, mientras que el 42,9 por ciento no llevará a cabo ninguno y el 6,3 por ciento prevé aplazarlos.

Sin embargo, al comparar los resultados con los del mismo mes del 2015, aunque se observó un leve aumento en el porcentaje de firmas que se expandirán, el de las que no desarrollarán nuevos proyectos se redujo.

Los problemas del mercado también son foco de preocupación y básicamente consisten en inestabilidad, incertidumbre, falta de demanda, dificultades con las tasas de interés y altos costos financieros.

No obstante, en medio de este panorama difícil, hay optimismo y la desaceleración podría revertirse a partir del 2017.

Aunque BBVA Colombia prevé que en el 2016 el crecimiento del PIB bajará, frente al 2015, a futuro la perspectiva es cercana al 4 por ciento anual, debido a la construcción de autopistas, la aceleración de la inversión privada y la recuperación industrial, entre otros factores.

Por su parte, el presidente de esa entidad, Óscar Cabrera Izquierdo, dijo a EL TIEMPO que la capacidad de respuesta de la economía nacional a los choques de la baja de precios del petróleo y al fenómeno del Niño pusieron a prueba la fortaleza de sus instituciones, la ortodoxia de las políticas económicas y el talento humano.

Por ello considera que Colombia, sin duda, es unos de los mercados más atractivos de Latinoamérica en el presente y en el futuro.

“La inversión realizada por BBVA en Colombia en los últimos años supera los 450 millones de dólares, que contempló un plan de expansión que nos permitió ampliar nuestra presencia en el país con más de 100 nuevas oficinas y avances importantes en materia de tecnología. Y continuaremos apostando decididamente por contribuir a la generación de bienestar y riqueza en este país, porque si el presente es bueno, los años por venir auguran lo mejor”, asegura.

Entre tanto, el presidente de Cemex Latam Holdings, Carlos Jacks, dice que en el 2016 tienen planeada inversiones superiores en 140 millones de dólares a las del 2015.

Actualmente construyen una planta en Maceo (Antioquia), que vale 340 millones de dólares, y cuya segunda fase esperan terminar en el último trimestre de este año.

“El país tiene necesidades muy evidentes e importantes en infraestructura y en vivienda, pues la mitad de la población es menor de 30 años y requerirá infraestructura educativa, de salud, de vivienda, de transporte”, agrega.

Por su parte, Luis Fernando Gallo, presidente en Colombia de la cadena de tiendas de descuento de capital estadounidense PriceSmart –marca que en el 2015 facturó 849.000 millones de pesos, a pesar de que su oferta de mercancía extranjera perdió atractivo por la devaluación–, afirma que no detendrán las inversiones. De hecho, comenzaron a construir el séptimo almacén en Chía (Cundinamarca), con una inversión de 32 millones de dólares, y abrirán las puertas en unos cuatro meses.

“El plan de expansión de la compañía sigue porque Colombia es un país estratégico para nuestros accionistas, pues en tamaño de población es el equivalente a Centroamérica”, explica el directivo. Y asevera que la economía local, a pesar del impacto de la devaluación y la disminución de los precios del petróleo, sigue siendo sólida y estable.

Más señales positivas

ProColombia y el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo también ven señales positivas en el ánimo de los inversionistas foráneos, y señalan que entre 2010 y 2015 se instalaron en el país 722 empresas extranjeras.

Agregan que 143 firmas con presencia en el país desde antes del 2010 reinvirtieron recursos de su operación durante los últimos 5 años.

Además, la inversión extranjera directa (IED) no minera creció seis veces, al pasar de 1.512 millones de dólares en el 2010 a 8.511 millones de dólares en el 2015.

Igualmente, en el sector no minero, la IED muestra desde el 2010 una tasa de crecimiento superior a la del petróleo. Es así como en los últimos 6 años el crecimiento del sector ha sido de 80,3 por ciento anual, en contraste con el 6,1 por ciento de los hidrocarburos.

Entre los proyectos no petroleros destacan un anuncio de la compañía mexicana DeAcero, que con una inversión de 250 millones de dólares, construye una planta en Barranquilla. La firma prevé convertirse en un proveedor para el mercado local e internacional.

Y el de la firma japonesa Castem, que se especializa en la fundición de herramientas de precisión. La empresa inició operaciones y una de las razones que adujo fue la facilidad que Colombia les ofreció como plataforma exportadora hacia México y EE. UU.

ROLANDO LOZANO GARZÓN
ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.