Bloque de constitucionalidad en el blindaje de La Habana

Bloque de constitucionalidad en el blindaje de La Habana

Los caminos para alcanzar la paz se materializarán a través de reformas legales.

notitle
22 de mayo 2016 , 11:24 p.m.

El acuerdo de blindaje para el proceso de paz en La Habana entre el Gobierno y las Farc aplica de forma adecuada el diálogo que debe existir entre el derecho interno y derecho internacional.

Dentro de los temas que a mi juicio ameritan una aclaración para que se entienda la naturaleza de lo acordado se encuentra la noción del “bloque de constitucionalidad”.

En el comunicado leído por el jefe de la delegación del Gobierno, Humberto de la Calle, se mencionó un artículo transitorio con el cual se introduce el acuerdo especial, debidamente formalizado a nivel internacional, al bloque estricto de constitucionalidad. Para el jefe negociador: “El acuerdo final, una vez que se firme y entre en vigor, tendrá la categoría de acuerdo especial en los términos del artículo 3, Común a los Convenios de Ginebra”. Es decir, una vez se firme y entre en vigor será acuerdo especial.

Efectivamente, esa noción del bloque de constitucionalidad es parte de la historia constitucional colombiana derivado del artículo 91 de la Constitución de Rionegro de 1863 en el cual se indicó que “el derecho de gentes hace parte del ordenamiento jurídico”. Es decir, las normas internacionales hacían parte de la Carta Magna. En ese tiempo no existía una corte en ese ramo del derecho, luego no servía de parámetro de constitucionalidad. En la actualidad, la situación es otra por la complejidad que ha adquirido tanto el derecho internacional, como el derecho constitucional. Sin embargo, la esencia del bloque es la misma.

El bloque de constitucionalidad está fundado en el artículo 93 de la CP que le da prevalencia a los tratados y convenios internacionales ratificados por el Congreso y que reconocen derechos humanos. El desarrollo de este artículo se presentó a través de las sentencias c-088 de 1993 y c-225 de 1995. En esta última se estableció la noción del bloque de constitucionalidad de la siguiente manera:

“El bloque de constitucionalidad está compuesto por aquellas normas y principios que, sin aparecer formalmente en el articulado del texto constitucional, son utilizados como parámetros del control de constitucionalidad de las leyes, por cuanto han sido normativamente integrados a la Constitución, por diversas vías y por mandato de la propia Constitución. Son pues verdaderos principios y reglas de valor constitucional, esto es, son normas situadas en el nivel constitucional, a pesar de que puedan a veces contener mecanismos de reforma diversos al de las normas del articulado constitucional stricto sensu”.

El anunció del jefe negociador Humberto de la Calle de incluir el acuerdo especial en el bloque de constitucionalidad es válida porque estamos tratando con la paz como derecho fundamental a la luz de nuestra jurisprudencia constitucional y de nuestra Constitución. Adicional a lo anterior, como lo ha recordado del jefe negociador del Gobierno, su incorporación al bloque le genera confianza a las partes para darle a la paz una categoría mayor en nuestro proyecto constitucional.

Sin embargo, en el artículo transitorio, debe aclararse, tal vez con un parágrafo, lo que debe entenderse por la noción de bloque de constitucionalidad en sentido estricto, porque el asunto tiene muchas arandelas en la jurisprudencia de la Corte Constitucional y jamás se había introducido en una ley o acto legislativo. Además, se estaría sometiendo la existencia del bloque en el artículo transitorio a una definición cambiante del tribunal constitucional. Lo que menos le conviene al país es un eterno debate sobre este asunto.

En igual sentido, debe tenerse en consideración que la Corte Constitucional debe definir si es posible preguntarle al pueblo, aspectos que hacen parte del bloque de constitucionalidad, sin poner en riesgo temas que son parte de lo “indecidible” o hagan parte del “coto vedado”.

A mi juicio, no podría preguntársele a la gente temas esenciales del acuerdo porque son parte del bloque estricto de constitucionalidad, evento que le da un rol decisorio a la Corte Constitucional.

Los caminos para alcanzar la paz como derecho se materializarán a través de reformas legales, constitucionales. El pueblo deberá decidirlo y el país aceptar que se vendrán cambios relevantes para nuestra historia.

FRANCISCO BARBOSA
Ph. D. en Derecho Público, Universidad de Nantes (Francia) y profesor en la Universidad Externado de Colombia.
@frbarbosa74

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.