En escuelas del Cauca, desminado humanitario civil

En escuelas del Cauca, desminado humanitario civil

El plan piloto se aplicará en zona rural del municipio de Buenos Aires.

notitle
22 de mayo 2016 , 09:14 a.m.

La Institución Educativa La Nevada, ubicada en zona rural de Buenos Aires, norte del Cauca, será el primer sitio del departamento donde se empezará a organizar un plan piloto sobre el desminado escolar.

Hasta esta población llegó una comisión integrada por las ONG's Llamamiento de Ginebra y Handicap Internacional y las secretarías de Educación y Cultura del Cauca, bajo la coordinación de la secretaría de Gobierno. Se encargará de realizar un diagnóstico sobre la afectación de las minas antipersonal y sobre la munición sin explotar, en niños, niñas y adolescentes de las instituciones educativas de esta región del país.

“Queremos apuntarle a un proceso de desminado escolar, empezar a organizar el desminado civil con algunas organizaciones que trabajan estos procesos. Así mismo, lo que intentamos con la secretaria de Educación del departamento es visibilizar y viabilizar algunas escuelas donde han ocurrido accidentes y donde hay un peligro inminente de artefactos explosivos y munición sin explotar”, dijo Ricardo Fernández, enlace de la Oficina de Paz y Posconflicto.

Desde esta dependencia buscan integrar a las comunidades afectadas que viven en zonas aledañas a territorios donde se conoce sobre la existencia de minas antipersonal y munición sin explotar. La tarea es capacitarlos sobre el riesgo de estos artefactos, haciéndolos partícipes del proceso de desminado, reconstruir el tejido social y generar confianza para que retornen a sus regiones.

La secretaria de Gobierno del Cauca, Alejandra Miller Restrepo, ha denunciado, en repetidas ocasiones, que en el departamento hay 22 instituciones educativas en alto riesgo por la presencia de explosivos.

Estas instituciones se encuentran ubicadas en las zonas rurales de Buenos Aires, El Tambo, Argelia, Balboa, sectores del Macizo Colombiano y Costa Pacífica.

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, desde mediados del 2014 se reportó que un colegio de San Andrés de Pisimbalá, oriente del Cauca, tenía presencia de minas antipersona.

En octubre de ese año, uniformados encontraron cerca de ahí un cilindro bomba de 20 libras para ser activado por un cable.

“Una de las apuestas históricas del Gobierno con ‘Cauca, Territorio de Paz’, es realizar acciones que conlleven al desminado escolar civil, partiendo de las vulnerabilidades de la infancia y adolescencia. Por eso venimos realizando un trabajo de diagnóstico que permita identificar cuáles son los municipios más afectados”, dijo Mabel Andrade, enlace de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario de la secretaría de Gobierno.

Desde 1990 al 31 de marzo del 2016, en el Cauca se reportaron 586 casos de víctimas por las minas. Según el Sistema de Gestión de Información sobre Actividades relativas a Minas Antipersonal, murieron 46 civiles y 214 resultaron heridos. En la Fuerza Pública se perdieron 70 vidas y 256 quedaron lesionados.

POPAYÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.