'Los cómics son nuestros Shakespeare modernos': Bryan Singer

'Los cómics son nuestros Shakespeare modernos': Bryan Singer

El director de 'X-Men: Apocalipsis' reflexiona sobre las historias de superhéroes llevadas al cine.

notitle
21 de mayo 2016 , 11:16 p. m.

Bryan Singer, el director de la nueva entrega de la saga de los mutantes de Marvel ‘X-Men: Apocalipsis’, que se estrenó el jueves en Colombia, habla de su percepción de los cómics y las historias de superhéroes que, según algunos, están siendo llevadas al cine con demasiada intensidad. También se refiere a las luchas que libró para defender la selección de los actores para sus cintas, y que al final fueron un éxito.

¿Qué piensa cuando se critica que la era de los superhéroes en el cine está llegando a su fin, que hay una saturación?

Sí, por supuesto que la hay. Pero pienso que persistirán, porque aún hay historias para contar en todos estos universos. Por ejemplo, el universo de ‘X-Men’ es gigante como el universo Marvel que aún queda. Es perfecto para ser explotado, en el buen sentido.

¿Podría decirse que los cómics son como Shakespeare?

Todos los cómics son como Shakespeare, nuestros Shakespeare de los tiempos modernos. Son mitologías modernas.

¿Y qué piensa del fervor que despiertan los cómics? ¿Son como wésterns (películas del Viejo Oeste) de antaño?

Los wésterns eran baratos de hacer. Podías contar una historia en el desierto de California y no tenías que preocuparte por las luces, aunque sí por los caballos. Claro, tenías que construir un bar, una puerta y sacar unos vestuarios.

***

Singer, nacido hace 50 años en Nueva York, recuerda que creció y se alimentó de cine como un chico de los suburbios en los años 80. “Había visto ‘E. T.’ y recuerdo haber llegado donde mis amigos y haber repetido línea tras línea de la película, emocionado. Siempre me gustó mucho el cine, pero lo veía como algo que otros hacían. Lo que cambió mi manera de pensar fue ver en ‘20/20’, un espacio de perfiles, y apareció la historia de Steven Spielberg y de cómo siendo un niño judío de barrio, que filmaba en 16 mm películas ‘amateurs’, se había convertido en un gran director de cine. Yo también era un chico judío que hacía películas caseras. Ese era mi destino”, cuenta, y confiesa que cuando se encuentra con Spielberg en los estacionamientos del estudio, aún no puede dejar de asombrarse de compartir oficio y espacio con su ídolo de la infancia.

Su próximo proyecto es adaptar la novela ‘Veinte mil leguas de viaje submarino’, de Julio Verne.

Reconoce que aún está definiendo quiénes serán los actores: “Probablemente será alguien que yo mismo descubra”. Y en el universo del cine, todos saben que este director sabe lo que es descubrir talentos.

ERNESTO GARRATT VIÑEZ
El Mercurio (Chile)
Los Ángeles

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.