En 4 años, Colombia tendrá un mayor de 60 años por dos adolescentes

En 4 años, Colombia tendrá un mayor de 60 años por dos adolescentes

Cobertura pensional está estancada. Hoy solo uno de cada cuatro colombianos logra pensionarse.

notitle
21 de mayo 2016 , 06:25 p. m.

En apenas cuatro años, Colombia tendrá un adulto mayor por cada dos adolescentes, cuando hace medio siglo la proporción era de uno por cada diez.

Este acelerado ritmo de envejecimiento se evidencia en otro indicador: mientras que en el 2005 los mayores de 60 años representaban el 7,5 por ciento de la población, la cifra llega hoy al 11 por ciento (5,2 millones), en el 2020 se calcula en 12,5 por ciento (6,5 millones), y para el 2050 se proyecta en 23 por ciento (14,1 millones). (Lea: En 26 años, Colombia envejeció lo que a Francia le tomó 115 años)

Las anteriores cifras, que implican un enorme desafío social, económico y sanitario, fueron recogidas en el Estudio Nacional de Salud, Bienestar y Envejecimiento (Sabe), realizado a 30.000 personas por el Ministerio de Salud y Colciencias, y cuyos resultados se conocieron esta semana.

David Arturo Rodríguez, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, sostiene que esta variación en las estadísticas se da, principalmente, por el incremento de la expectativa de vida y la reducción de la natalidad.

En efecto, hoy los colombianos viven, en promedio, 72 años los hombres y 78 años las mujeres –según el Dane–, y las mujeres pasaron de tener 6,8 hijos en 1951 a 1,9 en el 2014.(Además: Envejecimiento de población de Bogotá se incrementará desde el 2016)

Pese a esta innegable tendencia, la cobertura pensional se ha estancado en los últimos 10 años. Si bien el 18 por ciento de los adultos mayores contaban con una pensión en 1997 –según el estudio ‘Misión Colombia envejece’, de Fedesarrollo y la Fundación Saldarriaga Concha (2015)–, y el año pasado la proporción era del 25 por ciento, un análisis del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, con base en las cifras del Dane, señala que la cobertura pensional se ha movido entre el 23 y el 25 por ciento en los últimos dos lustros. Es decir que, desde entonces, apenas uno de cada cuatro colombianos logra pensionarse.

“En los próximos años –advierte Rodríguez– no vamos a ver un cambio notable en la tendencia. Pero si la situación continúa así, podríamos ver en unos 20 años una caída importante del número de pensionados, lo que sería alarmante”. Incluso, Fedesarrollo estima que, si no se hacen mejoras al sistema de pensiones, la tasa podría bajar al 15 por ciento en el 2050.

En el panorama actual, el estudio ‘Participación de los adultos mayores en las economías de mercado y del hogar en Colombia’, divulgado el año pasado por el Externado, muestra que de los adultos mayores que logran pensionarse, el 44 por ciento recibe entre 500.000 y 700.000 pesos. (Lea: Envejecimiento de la población, desafío para el sistema de salud)

Apoyo económico

Los resultados del estudio Sabe tienen cifras cercanas. El informe resalta que el 29,1 por ciento de los adultos mayores perciben sus ingresos económicos de una pensión, y el porcentaje es similar al de aquellos que sobreviven gracias a la ayuda económica de sus familiares.

Así mismo, los pensionados que habitan en zonas urbanas casi triplican a los que residen en áreas rurales. En cuanto a la ayuda estatal, solo uno de cada cinco adultos mayores la recibe. “Algunos, que son parte del programa Colombia Mayor, reciben entre 60.000 y 80.000 pesos al mes, eso no resuelve sus necesidades diarias”, dice Carlos Cano, director del Instituto de Envejecimiento de la Universidad Javeriana y jefe de la Unidad de Geriatría del Hospital San Ignacio.

Por otra parte, de los adultos mayores que aún laboran, el 60 por ciento aseguró que lo hace por necesidad económica, el 13 por ciento para ayudar a sus familias, el 9,3 por ciento para mantenerse ocupado y el 7,5 para sentirse útil. Además seis de cada 10 trabajan en la informalidad. (Además: Diez alertas para saber si se está envejeciendo)

Cano concluye que existe la urgencia de una reforma pensional que permita ampliar el número de cotizantes, aumentar la edad de jubilación (hoy en 62 años para hombres y 57 para mujeres) y revisar los topes de las pensiones, ya que, según él, “algunas personas reciben mesadas muy altas y esto agrava el problema de inequidad y de falta de fondos para el sistema”. De lo contrario, la bomba social terminará estallando.

ANDREA FORERO Y CARLOS GUEVARA
Redacción Salud y Domingo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.