De la pasarela a su ropero

De la pasarela a su ropero

La bloguera Ita María muestra cómo usar prendas presentadas en el Bogotá Fashion Week.

notitle
20 de mayo 2016 , 05:20 p.m.

Acaba de terminar la segunda edición del Bogotá Fashion Week con la presentación de las colecciones de más de 10 diseñadores colombianos y una nutrida asistencia de público, lo que demuestra que hay mucha gente ávida de conocer y aprender sobre moda.

Por eso invitamos a Ángela María Diez, caleña, 33 años, economista, 1,60 de estatura, talla 6 u 8 o S o M (según las siluetas y marcas), más conocida como Ita María por su blog De la moda y otros demonios, quien usa moda de autores nacionales, para que nos muestre cómo lo que se ve en la pasarela, sí se puede incluir en el ropero personal.

Al finalizar cada desfile del primer día, ella eligió una prenda y nos mostró cómo la usaría.
Ita María comenzó a conocer esta industria desde los frío números, en el departamento de compras de una empresa que tiene que ver con textiles.

¿Qué le gustó del mundo de la moda?

Que hay tantas historias detrás de los diseñadores, en sus talleres, en las mujeres que trabajan en ellos. Conocer a estos creativos y ver su trabajo de cerca hizo que me acercara a la moda desde el corazón y no como algo frívolo, como lo ve mucha gente.

¿Por qué empezó a vestirse con moda colombiana?

Como iba a los talleres comencé a antojarme de cosas, a sentir la pasión con que la gente hace su trabajo. Eso me ayudó a ver la moda como algo cercano, a lo que sí podía acceder.

¿Es costoso comprar ropa de diseñador?

Eso depende. Yo no le voy a meter cuatro millones de pesos a un vestido que voy a usar una o dos veces. En cambio invierto en un abrigo, en una pieza que puedo usar mucho, que perdura en el tiempo, que es de buena calidad.

Incluso, que sé que le podría heredar a una hija. Comprar ropa de diseñador puede ser una inversión. Te puede costar casi lo mismo que una prenda de tienda de cadena, pero ahí la ropa tal vez te dure solo unos meses. Compro prendas especiales, casi coleccionables, por el trabajo que tienen, por lo especial que son. No les voy a comprar a los diseñadores una camiseta blanca.

Un largo día de trabajo, con Natalia Londoño

Esta diseñadora paisa eligió como inspiración para esta colección los nevados y montañas con sus bosques. Con su estilo de cortes asimétricos y variados volúmenes, exploró las posibilidades de la camisa blanca en analogía a las cumbres, combinadas con vestidos y faldas en verde para recordar sus laderas.

Este vestido de coctel en tafetán, lo eligió Ita María pensando en un largo día de trabajo. Ella es consultora de WGSN, que estudia las tendencias de moda e industrias creativas y tiene que viajar a distintos países con frecuencia.

“Para el día lo usaría con una chaqueta de denim y unos zapatos nude, para hacerlo más sencillo. Y sé que estoy lista para la noche, en esas jornadas que no hay tiempo de cambiarse, sino apenas de ponerte otros tacones, aretes grandes y quitarte la chaqueta. Me sorprendió el estampado de los árboles, nunca la había visto. Sé que tiene que ver con un proceso químico y calor”.

A la der. el diseño de Natalia Londoño en pasarela. A la izq., cómo lo usaría Ita María.

Dos grandes diseñadores detrás de la marca Soy

En este BFW se presentó el primer trabajo creativo de Soy, una marca creada por los diseñadores María Luisa Ortiz y Diego Guarnizo, que busca desarrollar colecciones exclusivas de moda, decoración y accesorios que resalten el trabajo artesanal ancestral y los oficios manuales. En una emotiva pasarela, todo un homenaje a los artesanos, entre más de 30 propuestas, Ita María eligió esta falda hecha en malla de uso industrial con el delicado trabajo de unos corazones en hojalillo. “Es una prenda única, especial, con historia y un trabajo manual bellísimo. Yo la usaría para una ocasión especial, una fiesta, un matrimonio, con unos tacones muy altos, aunque la modelo la llevaba con una versión contemporánea de las alpargatas. También podría ponerle una camisa de denim o una camisa blanca. Es una prenda que puedes usar años más tarde, sin importar las tendencias o lo que esté de moda”, comenta.

Una falda con trabajo manual delicado y elegante.

Darío Cárdenas

La danza del cuchito en Puno (Perú) fue su inspiración para los estampados y telas. Ita María eligió este chaleco. “Me lo pondría con jeans y botas para trabajar o un almuerzo. De noche, sobre un vestido negro corto”.

Lo étnico primó en la colección. Un detalle coqueto: corazones bordados. Foto Carlos Ortega / EL TIEMPO - Archivo particular

Faride Ramos

Esta diseñadora momposina se reconoce por su trabajo de sastrería. Ita María eligió este vestido porque lo cree único. “Me gustan los volúmenes, el toque español, la tela plisada, tiene movimiento... En diez años todavía me lo pondría”.

Ligero y fluido para una noche de fiesta. Capas sobre capas para este vestido. Foto: Carlos Ortega / EL TIEMPO - Archivo particular

NATALIA DÍAZ BROCHET
Editora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.