'Elementos ornamentales y estéticos fueron eliminados en el Aristi'

'Elementos ornamentales y estéticos fueron eliminados en el Aristi'

Tras inspección a obras, Mincultura concluye demolición parcial en Aristi y total del Teatro Colón.

notitle
20 de mayo 2016 , 02:24 a.m.

Tras la visita que una comisión del Ministerio de Cultura realizó el lunes de esta semana a las obras que adelanta el nuevo dueño de las antiguas instalaciones de los edificios Aristi y Columbus, donde funcionaron desde los años 40 y 50, el teatro Colón, y el hotel y el teatro Aristi, en esa zona del Centro Histórico de Cali, y que suscitaron polémica en la ciudad, el ente del Gobierno Nacional señaló que esas intervenciones "no propenden la conservación de los valores culturales y no garantizan la preservación original de los inmuebles y de sus características particulares que dieron lugar a la declaratoria como Bienes de Interés Cultural (BIC), ya que fueron obras de demolición parcial y total donde la espacialidad, elementos ornamentales y estéticos fueron eliminados".

De acuerdo con informes del Ministerio, el nuevo dueño de este complejo de patrimonio tipo 1, es decir, de conservación integral, intervino el Hotel y el Teatro Aristi, así como el edificio Columbus donde se ubicaba el Teatro Colón.

El Ministerio indicó que en el Hotel Aristi hubo "reforzamiento de columnas y construcción de zapatas; instalación de un nuevo sistema estructural de columnas y placas metálicas; demolición de muros divisorios; demolición parcial de placas de entrepiso; demolición de enchapes, y desmonte de carpinterías, baños, instalaciones hidráulicas y sanitarias, y áreas de servicios".

El informe añade que "en el Teatro Aristi: derribamiento de las graderías en primer piso; desmonte de total de la cubierta; demolición parcial de muros; construcción de dos placas de entrepiso en el sector de escenario y construcción de tres placas de entrepiso en el sector de graderías".

"En el Teatro Colón: derribamiento total de la edificación".

"En el edificio Columbus: demolición de muros divisorios; demolición parcial de muros de fachada; demolición parcial de placas de entrepiso; demolición de enchapes; desmonte de carpinterías, baños, instalaciones hidráulicas y sanitarias y áreas de servicios; construcción de columnas en ferroconcreto, y reforzamiento de columnas y construcción de zapatas".

Esta visita se realizó el pasado lunes 16 de mayo, luego de que el Ministerio recibió la denuncia de un grupo de comerciantes de siete establecimientos que siguen laborando en el viejo edificio Columbus, quienes también señalaron la solicitud del dueño del predio de desalojar en junio los locales, decisión con la cual no están de acuerdo.

El Ministerio anota que tras esa visita la "Oficina Jurídica del Ministerio de Cultura emite el Auto número 192 del 18 de mayo de 2016, el cual contempla el inicio de una averiguación preliminar y le ordena a la Alcaldía municipal de Cali, la suspensión inmediata de las obras en estos inmuebles ubicados en el Centro Histórico de esta ciudad. La decisión se toma con base en lo dispuesto por los artículos 47 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, así como lo consagrado en el artículo 15 de la Ley 397 de 1997 (Ley general de Cultura), modificado por el artículo 10 de la Ley 1185 de 2008".

Esta cartera también sostiene que "es importante aclarar que las intervenciones que actualmente se adelantan en los cuatro inmuebles nunca se tramitaron ante el Ministerio de Cultura".

Concluye que "el Ministerio de Cultura mediante resolución n° 1810 del 23 de junio de 2015 expidió el Plan Especial de Manejo y Protección, (PEMP) como instrumento de gestión para la salvaguardia, conservación, protección, y sostenibilidad del Centro Histórico del Municipio de Santiago de Cali, y su zona de influencia, siendo normas de superior jerarquía con respecto al los POT en cuanto a Bienes de Interés cultural (BIC) . El PEMP clasifica el Hotel y Teatro Aristi, el Edificio Columbus y el Teatro Colón como bienes inmuebles del nivel 1, de conservación integral, que los hacen irremplazables y necesaria su preservación".

Ambos edificios, el Columbus y el Aristi, fueron adquiridos el año pasado por el Grupo 50 o G50, conformado por 62 comerciantes del centro de Cali por 16.000 millones de pesos. Estos empresarios anotaron que cuentan con estudios de vulnerabilidad, así como un plan de manejo ambiental que había sido solicitado, según ellos, por el Departamento Administrativo del Gestión del Medio Ambiente (Dagma). Así mismo, indicaron que para recuperar el hotel y ambos edificios se invertirían más de 25.000 millones de pesos.

Voceros del G50 afirmaron que su interés siempre ha sido recuperar el hotel y devolver esta joya arquitectónica a la ciudad que estaba sumida en el deterioro y abandono, y que amenazaba ruina. Debido a la polémica, estos empresarios habían anotado que la intervención fue en cañerías y que se hizo reforzamiento de estas estructuras.

El alcalde de Cali, Maurice Armitage, ha sostenido que la Alcaldía haría un acompañamiento a estas obras para prevenir daños en el patrimonio y resaltó que se esperaba la generación de 1.500 empleos.

CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.