Lo que significan para Venezuela las últimas medidas de Maduro

Lo que significan para Venezuela las últimas medidas de Maduro

Racionamiento de electricidad y agua y una mayor escasez de alimentos y medicinas son el pan diario.

notitle
19 de mayo 2016 , 11:16 a.m.

El racionamiento de energía eléctrica y de agua han sido dos de los nuevos componentes que se han incorporado a la vida de los venezolanos en las últimas semanas, que hacen más agobiante el vivir y que se suman a la escasez de muchos alimentos de primera necesidad, implementos de aseo y medicinas que ya vienen padeciendo desde hace unos cuatro años.

Los desbarajustes de la economía venezolana y que se traducen, entre otros, en la falta de inversión extranjera, ausencia de divisas necesarias para adquirir materia prima para producir, destrucción de varios sectores productivos, bajos precios del petróleo y que representan más del 90 por ciento de los ingresos del país, incremento de la inflación y la corrupción son parte del coctel que se ha mezclado para llevar al país a la situación de crisis, aunque el gobierno del presidente Nicolás Maduro considera que se trata de una guerra económica orquestada por la oposición con la ayuda de Gobiernos extranjeros.

Y ante estas y otras problemáticas, el gobierno ha tenido que adoptar medidas urgentes para evitar un mayor descontento social, como ya se ha venido presentando con el paso de los meses.

El salario mínimo

Ante la acelerada alza de precios y la consiguiente pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos, el gobierno ha tenido que incrementar los sueldos, el último a mediados de abril y que aumentó el salario mínimo en 30 por ciento a partir del primero de mayo.

Sin embargo, analistas consideran que por la inflación galopante en Venezuela, el incremento en las asignaciones laborales se queda corto en pocos días, por lo que quienes viven con esos ingresos no sienten un real alivio de los mejores ingresos.

Centros comerciales de 12 a 6

Los centros comerciales en Venezuela se han visto sometidos a fuertes racionamientos de energía desde hace tres meses y aunque algunos tienen plantas eléctricas que les permitiría operar sin mayores contratiempos, la verdad es que ya es común que estos abran sus puertas entre 12 del día y 6 de la tarde.

Por lo tanto, el cine nocturno entre semana ya no es posible a menos de que sea con un sobreprecio.

Solamente los fines de semana es posible hacer vida en los centros comerciales sin restricciones de horario y además se han convertido en una de las pocas opciones de distracción por los altos niveles de inseguridad que se vive en todo el país.

Sin clases los viernes

Con el propósito de economizar energía, el gobierno ordenó que los viernes no hay clases en ningún colegio, público ni privado. Y los que han dicho que podrían atender las clases, pues tienen plantas de generación de electricidad, se han encontrado con la negativa del gobierno del presidente Maduro a funcionar los cinco días hábiles.

Esto ha ocasionado inconvenientes a los padres que trabajan y no tienen con quién dejar a los hijos pequeños que requieren más cuidado.

Oficinas públicas solo dos días

Adicionalmente, otra medida para economizar energía eléctrica consiste en que el sector público solo funciona los lunes y los martes y eso que con horarios recortados.

De la medida están exentos las fuerzas de seguridad y personal necesario para atender operaciones en puertos, aeropuertos y fronteras.

Racionamiento de energía residencial

También hay un cronograma especialmente diseñado para un racionamiento abierto durante cuatro horas diarias, aunque están exentos de esa medida la gran Caracas y el estado Nueva Esparta (Isla Margatrita).

Debido a que en los últimos días ha comenzado a llover en los embalses, el gobierno dijo que van a bajar a tres horas dicho racionamiento.

Sin embargo, bien sea por la falta de mantenimiento, o por un racionamiento disfrazado, en Caracas es muy común que se presenten cortes de electricidad en grandes sectores y por espacio de una hora sin previo aviso.

Agua, tres de los siete días

En Caracas, al menos, también hay fuertes restricciones de suministro de agua desde hace cuatro meses. Hay un cronograma de racionamiento de cuatro días sin agua durante todo el día y de tres días con agua.

La bendición para quienes soportan esos cortes son los tanques de reserva en los que almacenan ese recurso.

Alza de los alimentos

La semana pasada, el ministro de Economía, Rodolfo Medina del Río, dijo que iban a subir los precios a los alimentos regulados, pues estos son irrisorios. Entre ellos están el arroz, la carne y otros productos vitales en la dieta de los venezolanos. Sin embargo, ese anuncio no se ha concretado.

Esto sin contar con que algunos alimentos como el azúcar arrastran una escasez del 90 por ciento. Pero también es crítica la escasez de arroz, mantequilla, aceite, harina de trigo y de maíz y salsa de tomate, entre otros.

Medicinas, en estado crítico

Se estima que la escasez de medicinas tan comunes como el acetaminofén, amoxicilina o el ibuprofeno llega al 90 por ciento y ni hablar de medicinas para enfermedades graves como los anticonvulsivos, para los diabéticos o quienes tienen enfermedades graves.

INTERNACIONAL

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.