Cuatro generales de la Policía están en la mira del 'clan Úsuga'

Cuatro generales de la Policía están en la mira del 'clan Úsuga'

Banda criminal busca retaliación por duros golpes que les han propinado en los últimos 15 meses.

notitle
17 de mayo 2016 , 10:21 p.m.

Al menos 12 de los cerebros de la Operación Agamenón, entre ellos cuatro generales de la Policía, están en una lista de objetivos militares de ‘los Úsuga’.

El plan criminal, ordenado por el propio ‘Otoniel’, jefe máximo de esa banda, es una retaliación a los duros golpes propinados por la Policía en los últimos 15 meses, y que el domingo pasado llevaron a la incautación de 9,3 toneladas de cocaína, avaluadas en 252 millones de dólares.

Entre los amenazados de muerte se encuentran el mayor general Ricardo Restrepo Londoño, actual subdirector de la Policía y quien estuvo al frente de Agamenón por espacio de ocho meses, cuando ocupaba el cargo de director de Antinarcóticos.

También, el mayor general Jorge Rodríguez Peralta, actual director de Seguridad Ciudadana y quien al inicio de la operación contra el ‘clan Úsuga’ estaba al frente de la Dijín.

El brigadier general Jorge Luis Vargas Valencia, director de Inteligencia, quien ha estado en todo el proceso contra la organización criminal, también está en esa “lista negra”. Y el brigadier general (r) Luis Eduardo Martínez, quien en la primera etapa de Agamenón era el oficial a cargo de la región donde se desarrolla la operación: Urabá chocoano y antioqueño y el noreste de Antioquia. (Lea también: Un policía se infiltró en Turbo para ubicar caleta de 'los Úsuga')

Dos de los oficiales que están en la lista le confirmaron a EL TIEMPO que conocen la información y que sus aparatos de seguridad han sido reforzados. El general Martínez fue advertido sobre la gravedad de la amenaza por uno de sus pares, el pasado 23 de abril.

La situación quedó evidenciada con la captura del patrullero Wálter de Jesús Ardila Orrego, quien fue detenido por la misma Policía en Bogotá en las instalaciones de la Interpol-Dijín. La investigación lo señala como informante del ‘clan Úsuga’.

El patrullero es investigado por entregar información confidencial sobre la ubicación de altos oficiales de la Policía, unos activos y otros en retiro, así como de fiscales e investigadores que hacen parte de la Operación Agamenón, para perpetrar atentados en su contra”, se lee en un comunicado de la Fiscalía.

De igual forma, se le sindica de haber transportado más de 30 armas desde Medellín hasta el municipio de Girón (Santander) para la red criminal.

Los investigadores establecieron además que a comienzos del 2013 vendió información en una memoria USB, que contenía datos y coordenadas sobre la ubicación de Francisco José Morelo Peñate, alias el Negro Sarley, segundo jefe del ‘clán Úsuga’ en Urabá. La filtración evitó la captura, en ese momento, pero el 24 de abril del mismo año el criminal fue abatido por las autoridades.

El patrullero Ardila no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía por concierto para delinquir agravado, cohecho propio y revelación de secretos.

JUSTICIA

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.