Militares deben responder por ataque que dejó 10 muertos en Cauca

Militares deben responder por ataque que dejó 10 muertos en Cauca

El pliego de cargos cobija a tres oficiales y seis suboficiales de la Brigada Móvil 17.

16 de mayo 2016 , 10:50 p.m.

La Procuraduría formuló pliego de cargos contra nueve militares por presuntas fallas en acciones que terminaron en el ataque de las Farc que dejó 10 uniformados muertos en la vereda La Esperanza, en Buenos Aires (Cauca).

El pliego de cargos cobija a tres oficiales y seis suboficiales de la Brigada Móvil 17, del Batallón de Combate Terrestre 110 y de la Fuerza de Tarea Apolo. En esa toma perdieron la vida un suboficial y nueve soldados profesionales.

Según la Procuraduría, el proceso se desarrolla “con una probable omisión de sus deberes de control y supervisión, en la medida en que no dispusieron las acciones correctivas necesarias, de cara a la indisciplina táctica que venía asumiendo la compañía Coloso, antes de ser emboscada el 14 de abril del 2015 por el grupo guerrillero Farc”.

Los vinculados con el pliego de cargos son: el comandante de la Brigada Móvil 17, coronel Pedro Antonio García Vásquez; el comandante del Batallón de Combate Terrestre 110, mayor Andrés Celemín Celis, y el oficial de operaciones de la Brim-17, teniente coronel Manuel Fernando Celis López.

La medida también cobija a los comandantes de la compañía Coloso, el cabo Rodolfo Díaz Donoso, el cabo primero Wílder Camilo Aguilar Sánchez, el cabo tercero Merbyn Adrián Jaramillo Marín, el cabo segundo Diego Corredor Montes, el cabo Alfonso Carvajal Cuadros y el cabo tercero Juan de Jesús Torrado León.

Desde el año pasado, cuando se anunció la investigación, esposas de algunos de los militares cuestionaron la investigación señalando que por este hecho a ningún oficial le atribuyeron responsabilidad alguna, sino solo a subalternos.

Por ejemplo, las familias del sargento viceprimero Rodolfo Díaz Donoso y del cabo Alfonso Carvajal Cuadros, acusados por presunto homicidio, lesiones personales, peculado culposo y desobediencia, reiteraron que ellos son inocentes. Estos militares también son investigados porque habrían ocultado documentos o faltado a la verdad al rendir informes a sus superiores sobre lo ocurrido.

“Ellos estaban en el polideportivo esperando el abastecimiento de provisiones. El que mandaba murió y no se puede defender tampoco”, dijo Catalina Sánchez, pareja del cabo Díaz Donoso.

POPAYÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.