Fiscalía dice que Farc reclutaron a 11.556 menores

Fiscalía dice que Farc reclutaron a 11.556 menores

En Meta y Antioquia se dio el mayor número de casos. Ese delito se disparó en la zona de distensión.

notitle
16 de mayo 2016 , 10:10 p.m.

Unos 296 menores de edad fueron reclutados por las Farc cada año en los 39 años que fueron estudiados por la Dirección de Contexto de la Fiscalía.

Según el estudio del ente acusador, entre 1975 y 2014 hay registros de que la guerrilla reclutó a 11.556 menores, de los cuales el 67 por ciento eran hombres y el 33 por ciento, mujeres.

En el dosier, que de llegar a ser efectivo el proceso de paz, sería enviado a la nueva justicia transicional, aparece que los mayores reclutadores de niños en la guerrilla son ‘Isaías Trujillo’, ‘Iván Márquez’, ‘Rubin Morro’, ‘Sargento Pascuas’, ‘Alberto Cancharina’ y ‘Pastor Alape’. Varios de ellos están hoy en La Habana como negociadores y voceros de la guerrilla en el proceso de paz. (Lea también: Así será la salida de menores de las filas de las Farc)

El primer registro de reclutamiento forzado data de 1975, cuando el extinto jefe de las Farc ‘Manuel Marulanda’ se llevó personalmente en Uribe (Meta) al joven Enrique Ríos, quien tenía 17 años. La primera mujer que sufrió ese delito, según los registros, fue Olga Flórez, en mayo de 1979 en Laureles, (Huila).

Desde los años 70 se desplegó lo que la Fiscalía califica como una ‘política’ encaminada a llevarse a la fuerza a niños y jóvenes campesinos. Meta, Antioquia, Guaviare, Cauca, Tolima, Caquetá y Nariño fueron los departamentos más golpeados con esa práctica.

El fiscal general, Jorge Perdomo, advirtió que se trata de una conducta castigada por el Derecho Internacional Humanitario y que aunque las Farc establecieron los 15 años como edad mínima para ingresar a las filas, esto no se cumplió. Está documentado que la guerrilla creó las unidades ‘Pisa suave’, integrada por menores de edad y que iban directamente a combate. En algunos municipios usaron la estrategia de crear clubes infantiles para reclutar. En El Castillo (Meta) tuvieron a los ‘Pioneros’, que funcionaba bajo la fachada de promover el deporte y que era en realidad un ‘gancho’ para atraer a los muchachos. (También: El reto de borrar las heridas a los niños después de la guerra)

La Fiscalía asegura que el pico más alto de reclutamiento de menores se registró entre 1998 y el año 2000, cuando estuvo en plena vigencia la zona de distensión que fue escenario de las negociaciones entre el gobierno de Andrés Pastrana Arango y la guerrilla.

“Llevaba trabajando dos días, cuando el 1 de enero del 2013 llegan a la finca 11 guerrilleros bajo el mando de ‘Óscar Pinocho’ (...). Le piden al patrón la lista de los trabajadores y nos escogen a cinco jóvenes, dos menores conmigo y dos adultos, luego nos amenazan: que si no nos vamos con ellos, morimos”, dice uno de los testigos en el proceso. El joven tenía 16 años y terminó a las malas en el frente 32, en el Putumayo, cuando ya el proceso de paz estaba en marcha.

La investigación de la Fiscalía señala entre otros al Bloque Oriental con 7.866 casos, el Occidental con 1.003 y el Noroccidental con 960 víctimas.

En el expediente hay testimonios sobre los castigos a los que eran sometidos los muchachos: “Yo estuve hasta amarrada por sospechas, porque un compañero que compartía cambuche conmigo se voló a tomar trago; duré 8 días amarrada con un poliéster en el cuello que, si uno se movía, se ahorcaba uno mismo”. (Además: Con salida de niños de las Farc, comienza el fin de la guerra)

De hecho aparecen 137 casos de menores que fueron sometidos a consejos de guerra en los que eran castigados con penas que iban desde cavar trincheras hasta el fusilamiento.

La Fiscalía señaló que, además del reclutamiento, la guerrilla desplegó otras conductas contra los niños y jóvenes, como abusos sexuales, abortos, tortura, desplazamiento, homicidio y desaparición.

Y la persecución a los desertores fue intensa: “Al tiempo de yo haberme entregado a la Policía, fueron a la casa dos hombres y les dijeron que tenían que desocupar, porque el comandante había dado la orden de que se tenían que desplazar. Mi familia inmediatamente se fue para la Alcaldía (de Ituango), allá les dieron un alojamiento, y luego a Medellín. Nadie de mi familia ha retornado a Ituango; es que allá ya nadie puede volver. Nosotros dejamos la casa, no sabemos hasta hoy qué paso con ella”, dijo uno de los desmovilizados. (También: ''Márquez' y 'Trujillo', mayores reclutadores de menores de las Farc')

‘No todos los niños desarrollan traumas’

La atención psicológica y psicosocial de menores desmovilizados de grupos armados puede tardar años.

Según Jorge Eduardo Calderón Velandia, psicólogo de la Universidad Nacional y quien ha trabajado con esta población, la resocialización depende de qué tanto tiempo estuvieron vinculados al grupo ilegal, de cómo era su familia de origen (si hubo o no casos de maltrato intrafamiliar) y de cómo fue su socialización antes de ser reclutado.

Asegura que uno de los primeros componentes que se deben trabajar con los menores es “la conciencia de los derechos propios y ajenos”. Esto se logra, dice, a través de la educación, con la que los psicólogos y docentes deben ayudarles a reconstruir su proyecto de vida.

Calderón agrega que no todos los menores que pasan por un grupo armado desarrollan traumas psicológicos, pues esto depende de “su personalidad base, su capacidad de resiliencia”. Otros –afirma– sufren un estrés postraumático que, “si no se trata a tiempo, no va a desaparecer”. Estos daños se podrían seguir manifestando con hostilidad, violencia o retracción.

JUSTICIA

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.