La caída en precios del gas reta ahora a la exploración

La caída en precios del gas reta ahora a la exploración

Panorama cambió en pocas semanas por causa de la sobreoferta externa.

notitle
15 de mayo 2016 , 10:47 p.m.

En unas cuentas semanas, debido al inicio de las lluvias y a la puesta en marcha de nuevo de la hidroeléctrica de Guatapé (Antioquia), la alta demanda del sector térmico por el gas se redujo drásticamente, al punto que hoy no solo está sobrando gas, sino que los precios en dólares (sin incluir devaluación) han caído sustancialmente, también arrastrados por una mayor oferta mundial del hidrocarburo.

Durante lo más complejo de la crisis eléctrica, los cálculos de los expertos del sector señalaban que el gas que llegaría a través de la planta de regasificación en Cartagena desde diciembre entraría a un precio entre los 10 y los 11 dólares por millón de BTU (unidad británica de poder calórico), pero ahora ese panorama ha cambiado de forma importante.

Según la Asociación Colombiana de Gas Natural (Naturgas), una muestra de esta situación es que hace dos semanas, en Tokio (Japón), el gas entregado en el mercado de contado estaba en 4,25 dólares por millón de BTU, precio al que llegaría a la planta de regasificación de Cartagena y que, luego de ser regasificado y transportado, podría salir al mercado a 5,5 dólares.

El presidente de la agremiación, Eduardo Pizano, explica que en el mundo hay un sobreabastecimiento impresionante, pues la entrada de Australia al mercado lo impactó de forma importante y se prevé un efecto mayor en los próximos meses.

Lo anterior porque en Estados Unidos hay unos seis proyectos de exportación de gas que deben entrar a operar en los próximos seis meses, aumentando la presión en los precios, lo que haría que bajaran.

Incluso Europa está en las mismas condiciones, pues allá la firma Gas Natural Fenosa está comprando el gas licuado (el que se regasifica) a 3,5 dólares por millón de BTU.

Vale la pena aclarar que un giga-BTU equivale aproximadamente a un millón de pies cúbicos diarios de gas.

Entre tanto, en el plano local se vio que en las últimas declaraciones de fabricación, que presentaron los productores al Ministerio de Minas y Energía en marzo pasado, Ecopetrol no colocó en el mercado unos 50 millones de pies cúbicos diarios, mientras que la estadounidense Chevron aún no ha logrado conseguir algún cliente para unos 25 millones de pies cúbicos diarios.

Para Naturgas, este cambio mundial y la planta de regasificación disponible desde diciembre y que tendrá un gas a un precio menor evidencian que si bien en los próximos dos o tres años no se prevén problemas por el abastecimiento interno, sí generan dudas sobre las condiciones para desarrollar ambiciosos proyectos de exploración en el mar en los próximos años, donde están centradas las esperanzas de tener un hallazgo que reemplace la producción de La Guajira, cuyos campos seguirán declinando.

“De aquí en adelante será el precio la variable que permita hacer viable al sector”, señala Pizano.

Y advierte el presidente de Naturgas que en la medida en que estos precios bajos se mantengan, habrá un lío para poder desarrollar toda la exploración de recursos potenciales de gas en aguas profundas.

“Son yacimientos costosísimos por cada pozo y con estos precios nadie se puede comprometer a que se venderá a precios mayores, porque en el mercado se consigue gas a esos precios”, agrega.

Y a esto se suma los proyectos de exportación de gas que Estados Unidos tiene para poner en marcha durante los próximos meses.

“El reto grande vendrá después, porque al parar la exploración en bloques cercanos a La Macarena y no dejar hacer ‘fracking’, entonces no va a haber gas disponible en los próximos cuatro años”, señaló.

Juan Felipe Ospina, gerente de la firma Concentra, advierte que la ventana de tiempo para hacer viables estos proyectos es de siete años, que pueden parecer un periodo amplio, pero que en realidad no lo son si se trata de tomar decisiones de fondo.

Además, con esta mayor oferta mundial puede ocurrir que si, por ejemplo, las termoeléctricas compran un gas a un precio entre los 5 y 7 dólares por millón de BTU, pero no las llaman a generar energía, deberán buscarle clientes en el mercado secundario, donde seguramente tendrá un descuento por esta sobreoferta o una menor demanda en los próximos años.

Dólar se ve en los recibos

Aunque según el Dane, en abril pasado el rubro precio del gas y servicios públicos tuvo una reducción del 2,76 %, la devaluación sigue haciendo de las suyas en las tarifas del gas.

Pese a esa rebaja, el aumento en los precios (la producción está dolarizada) en el último año se ubicó en 10,1 % por encima de la variación acumulada de la inflación para el mismo periodo. No obstante, de acuerdo con Naturgas, ha habido un pequeño alivio, pues según las cifras del Dane, a marzo la variación de los precios del gas en el último año iba en el 14,03 % y en el primer trimestre el incremento fue del 5,37 %. El año pasado, según la entidad, los precios del gas y otros servicios públicos aumentaron 9,67 %.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.