'Se ha mentido a los británicos acerca de la salida de la UE'

'Se ha mentido a los británicos acerca de la salida de la UE'

Uno de los ocho economistas que apoya el Brexit habló sobre el futuro del Reino Unido.

notitle
15 de mayo 2016 , 07:47 p.m.

Un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de un 4 por ciento. Esa sería una de las ventajas del Reino Unido para dejar la Unión Europea (UE), según Patrick Minford, catedrático de Economía Aplicada en la Cardiff Business School y uno de los ocho economistas británicos de alto perfil que están haciendo campaña a favor del Brexit.

En entrevista con EL TIEMPO, Minford afirmó que la economía británica sería más eficiente sin las barreras comerciales del grupo de los 28.

¿Por qué el Reino Unido debería dejar la UE?

Hay dos cosas que la UE hace económicamente. La primera es que tiene una política de comercio que se llama Unión Aduanera, donde hay barreras comerciales para el resto del mundo, pero no entre los miembros de la UE, donde se puede comerciar libremente. Con la Unión Aduanera se regula todo económicamente, en algo que se llama mercado común simple regulado. Esas regulaciones son decididas por una mayoría calificada y es muy difícil oponerse a ellas porque para hacerlo se necesita una minoría que pueda bloquearlas.

Ahora, si dejamos la UE, dos cosas van a pasar. Primero, saldríamos del Unión Aduanera y tendríamos la capacidad de fijar nuestras propias barreras de comercio, y lo más lógico para el Reino Unido es fijarlas, pues se trata de un país pequeño que puede comerciar con otros y no va a tener unas tarifas establecidas. Entonces, si abandonamos la UE, los precios para nuestros consumidores caerán sustancialmente. No solo nos volveríamos mejores productores, teniendo en cuenta que creceríamos cerca de un 20 por ciento en producción, sino que también bajaríamos los precios y eso reduciría el costo de vida

Un libre comercio significaría que nuestros consumidores estarían en una mejor posición y también que nuestra economía se volvería más eficiente. Las mejores condiciones se expenderían y las peores condiciones se contraerán. Lo segundo es que también crecería nuestro PIB alrededor del 4 por ciento. La regulación de un mercado simple influye en todos los aspectos de la industrialización: el mercado laboral, las normas industriales, el cambio climático, las normas financieras y otras cosas como los límites de las horas de trabajo. Entonces, toda la economía la regula la UE.

Si nos salimos, podemos crear nuestra propia regulación y podríamos obtener una ganancia sustancial.

¿Por qué apoyar esta idea ahora y no antes?

Porque no había existido ningún partido o Gobierno que hubiera puesto sobre la mesa el tema del referendo. Por eso es que estamos tendiendo este debate, porque los conservadores lo lideraron, el señor (David) Cameron lo hizo, así como el referendo del que habló durante las últimas elecciones para ganarle al Partido de la Independencia del Reino Unido (Ukip). Entonces, como ganó, ahora nos tiene que dar el referendo y se ha dado cuenta de que en realidad no lo quiere. Por eso tiene una campaña en su contra.

Uno de los argumentos que se usa es que el Brexit dañaría la unidad de Europa y que el Reino Unido perdería influencia en el mundo. Lo que suceda con la UE es cuestión de la UE. Ellos tienen su agenda y no creo que la vayan a cambiar. Tienen un poder centralizado y distintas políticas. Si ellos cambian sus políticas, sería bueno porque Europa no está creciendo, necesita cambio.

A propósito de la influencia nada cambiaría. Seguiríamos siendo miembros de la Otán, seguiríamos con una silla en el Consejo se Seguridad de la ONU, seguiríamos cooperando con otros países europeos.

¿Cómo se puede explicar la posición de EE. UU., que apoya la permanencia del Reino Unido en la UE?

Lo que yo llamaría el principal punto de vista del Departamento de Estado en Washington es que el Reino Unido sirve a los intereses de los EE. UU. a través de la UE. Estamos en la UE y somos amigables con EE. UU. y a ellos les gusta eso. El problema de ese argumento es que es lo que EE. UU. quiere y no lo que nosotros queremos. Tenemos que preocuparnos por lo que queremos. No es nuestro trabajo ser la misión diplomática de EE. UU. en la UE. Además, creo es una posición hipócrita.

¿El anuncio de que el Reino Unido tendría que esperar 10 años para lograr un tratado de comercio con EE. UU. suena como una amenaza?

Es un sin sentido porque ellos no van a querer un acuerdo comercial en 10 años. Es ridículo. Si dicen que no quieren un acuerdo con nosotros, está bien porque no lo necesitamos.

¿Con el Brexit la independencia de Escocia volvería a estar en juego?

Los escoceses no pueden pagar por la independencia, ahora los precios de petróleo están muy bajos. El único argumento que tenían era sobre las ganancias del mismo y es siempre debatible, por supuesto. Pero ya no hay ganancias, son muy poquitas las que entran. Entonces, el presupuesto de la independencia escocesa estaría en deuda desde el día número uno alrededor del 10 por ciento del PIB y los escoceses y tendrían que pensar en crear otros impuestos.

¿Cree que el miedo ha sido usado en la campaña para evitar el Brexit?

Esa es la principal arma de la campaña. Es decir que será terrible, que será un caos económico si nos vamos de la UE. Por eso producimos un reporte porque se les ha mentido a los británicos, es pura propaganda.

SANDRA RAMÍREZ CARREÑO
Redacción internacional
En Twitter: @esalgosimple

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.