Secciones
Síguenos en:
Violencia y abandono amenazan la salud de adolescentes y jóvenes

Violencia y abandono amenazan la salud de adolescentes y jóvenes

Actos violentos, accidentes de tránsito y abuso de alcohol, entre las principales causas de muerte.

notitle

Tres de cada diez niños, adolescentes y jóvenes en el mundo, entre los 10 y los 24 años, viven en países en los cuales problemas de salud prevenibles, como el VIH sida, el embarazo precoz, el sexo inseguro, la depresión, las lesiones y la violencia amenazan su vida, su salud y su bienestar.

Esta es una de las más notables conclusiones de un estudio publicado en la última edición de 'The Lancet' por el Instituto para la Medición y la Evaluación de la Salud (IHME, por su nombre en inglés) de la Universidad de Washington.

En su elaboración participaron investigadores de cien países, entre ellos Colombia, que remitieron a esta entidad, para su análisis, datos de morbimortalidad y factores de riesgo de esta población, en cada nación. (Lea también: 'Jóvenes no solo son el puente entre la niñez y la adultez': experto)

El agua insalubre, la falta de saneamiento básico y el lavado de manos se cuentan entre los factores que más elevan el riesgo de morir entre niños de 10 a 14 años. “Las lesiones –indica el estudio–, las enfermedades mentales, los males infecciosos comunes y los relacionados con la salud sexual y reproductiva son los que más afectan la salud de los jóvenes”.

Sexo inseguro

Entre los aspectos que más contribuyen a la pérdida de años de vida saludable en este grupo poblacional, el estudio menciona, junto con los trastornos de salud mental y los accidentes de tránsito, el sexo sin protección, tanto en hombres como en mujeres.

Según los investigadores, este indicador pasó del 13.º lugar en 1990 al segundo en el 2013. No en vano, el último informe sobre el estado mundial del sida, de Onusida, señaló que la tercera parte de los nuevos casos de infección por VIH en el planeta se registran en jóvenes entre los 15 y los 24 años.

Cabe preguntarse aquí por qué, no obstante las campañas sobre sexo seguro, los jóvenes incurren en todo lo contrario. Para Ali Mokdad, la primera explicación es que los jóvenes están naturalmente más inclinados a involucrarse en comportamientos de riesgo como este, que se exacerban por un asunto hormonal.

“También hay que tener en cuenta que, según recientes investigaciones, las campañas públicas que buscan crear conciencia sobre este tema no cambian, de manera dramática, los comportamientos de la gente”, afirma Mokdad, y agrega que estas deben complementarse con una mezcla de intervenciones, como ocurre con el control del tabaquismo.

El sexo sin protección –dice– es una conducta que hay que moderar, pero no podemos asumir que la sola sensibilización resolverá el problema”.

En Colombia

El profesor Ali Mokdad es tajante frente al diagnóstico que esta investigación arrojó sobre Colombia.

“Encontramos que la mayor causa de preocupación –dice Mokdad– es el tremendo impacto que la violencia tiene en la vida de los jóvenes; esta fue la causa número uno de muerte en el 2013, entre los 10 y 24 años; también, la primera de pérdida de años de vida saludable, muerte prematura y discapacidad, sobre todo entre los hombres”.

La segunda causa de fallecimiento en estas edades, de acuerdo con el reporte del IHME, fueron los accidentes de tránsito, en todas las edades analizadas. Este factor, de acuerdo con el análisis, no ha variado desde 1990.

Es importante anotar que en estos desenlaces podría influir, de manera notoria, el abuso de alcohol, que resultó ser el principal factor de riesgo de muerte entre hombres de 10 a 24 años y de mujeres de 15 a 24 años.

La violencia de pareja, según el estudio, también constituye una auténtica amenaza para las mujeres entre los 15 y los 24 años; en la investigación aparece como el segundo factor de riesgo de muerte para ellas, desde 1990.

En el grupo de 20 a 24 años, las relaciones sexuales sin protección se constituyeron como el tercer factor de riesgo de muerte.

Al respecto, Elkin de Jesús Osorio Saldarriaga, director de Promoción y Prevención del Ministerio de Salud, dijo que el riesgo dado por la práctica de sexo sin protección ocurre especialmente en grupos vulnerables, porque “en esta población el proyecto de vida probablemente se centra en la maternidad como única opción para superar su contexto social”.

Frente al maltrato a la mujer, Osorio aclaró que el trato diferencial para niños y niñas comienza temprano y continúa toda la vida. “El resultado es que todos, niños, niñas, hombres y mujeres asimilan mensajes sobre cómo deben comportarse o pensar, y comienzan a establecerse expectativas divergentes para hombres y mujeres, sobre ellos mismos y sobre otros”, indica el especialista.

Según Osorio, los riesgos de morbimortalidad que, de acuerdo con la investigación, afrontan las mujeres están estrechamente relacionados con la inequidad de género, la cual se aprende y se construye desde la infancia.

ANDREA FORERO
SONIA PERILLA
Redacción Salud

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.