Secciones
Síguenos en:
'Pese a alza del dólar, becarios de Colfuturo deben pagar sus deudas'

'Pese a alza del dólar, becarios de Colfuturo deben pagar sus deudas'

Director de la entidad alerta sobre el impacto por alza de la divisa en el costo de los créditos.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
13 de mayo 2016 , 07:05 p. m.

Hace un año, la persona que accedió a un crédito beca de la Fundación para el Futuro de Colombia (Colfuturo) se fue a estudiar al exterior haciendo cuentas con base en un dólar a 2.377 pesos (tasa del 14 de mayo del 2015). Desde entonces a hoy, la divisa americana se ha revaluado un 25 por ciento (está a 2.984 pesos). En ese porcentaje ha crecido, más o menos, la deuda de dicho estudiante.

El alza constante del dólar durante los últimos meses está poniendo en apuros a más de un beneficiario de esta modalidad para pagar la parte que les corresponde.

En el modelo de Colfuturo, con el que en el 2015 se beneficiaron 1.511 personas que decidieron cursar posgrados en el exterior, el 50 por ciento del programa se beca y el otro 50 por ciento lo asume el estudiante.

En promedio, estas deudas ascienden a unos 35.000 dólares por cada uno, es decir, unos 100 millones de pesos.
Jerónimo Castro Jaramillo, director ejecutivo de Colfuturo, habló con EL TIEMPO sobre el impacto que el comportamiento del dólar ha tenido en el pago de estos créditos beca.

¿Cómo los ha afectado el alza del dólar?
El impacto es para los beneficiarios. La ecuación en dólares es la misma, son personas que van a estudiar por fuera y necesitan esa moneda. Cuando se convierten los mismos dólares, que antes costaban 2.000 pesos, a los casi 3.000 de ahora en Colombia, la deuda se crece. Es un problema para muchos de quienes terminan sus estudios, muy difícil de afrontar porque están en sus primeros trabajos y no necesariamente están bien remunerados.

¿Qué decirles a las personas que no tienen con qué pagar por el alza del dólar?
El mensaje para ellas es muy duro: tienen que pagar. Si usted no tiene con qué hacerlo, los codeudores deben asumir. Se trata de una deuda; en ese sentido, Colfuturo funciona como un banco.

¿Cuántos casos han tenido de personas con dificultades para pagar los créditos?
A 31 de diciembre del 2015 había 1.981 personas que estaban en etapa de pago; de ese total, un 5,3 por ciento tiene algún atraso, es decir, 276 personas. En dinero, son casi 3 millones de dólares de una cartera total de 53 millones de dólares. De esos, hay 127 que tienen (también con corte a 31 de diciembre del 2015) un atraso de 0 a 30 días. En cobro jurídico, solo había seis personas en ese momento. Al 30 de abril, el número de personas atrasadas se redujo a 193, que es el 3,87 por ciento de un total de 4.992 que deben (3.118 están estudiando actualmente). Ojalá nosotros pudiéramos ayudarlas, pero la parte de la deuda hay que pagarla.

La deuda empieza a correr desde que los beneficiarios vuelven, pero muchos de ellos no consiguen trabajo rápidamente…
Así es. Algunos no lo logran, y eso también depende del área. Hay personas que se van a formar en posgrados que son más difíciles en lo laboral, pero la mayoría consigue buenos empleos. El beneficio para algunos es inmediato en cuanto a nivel salarial, pero para otros no es tan rápido. Además, hay casos de estudiantes que se encuentran en áreas que les van a exigir ser independientes, como la música y las artes.

¿Hace falta educación financiera entre los beneficiarios de Colfuturo?
No generalizamos. No hablamos de todos los beneficiarios; de hecho, hay diferentes grupos: unos que van a estudiar en áreas financieras y tienen conocimiento del tema, pero también hay otros que no están tan expuestos a esta formación. En muchos casos, el de Colfuturo es su primer crédito. Es una generación que es más visual y en ocasiones le da pereza sentarse a leer un reglamento y toman decisiones basadas en una información más liviana. Me he dado cuenta de que no hay conciencia frente a la complejidad.

¿Han buscado opciones para ayudar a los afectados por el alza del dólar?
Aún no están definidas. Hemos venido buscando muchas alternativas, pero no tenemos nada concreto.

¿A qué se debe que no haya una estrategia para reducir la vulnerabilidad financiera?
No es factible montar una estrategia para este tipo de programa de cobertura, por el plazo y el costo. Habría que cambiar la estructura del apoyo que da Colfuturo, y es complejo porque hay un convenio con Colciencias mediante el cual se desembolsan unos recursos.

¿Qué ayudas necesitan del Gobierno para asegurar el acceso de los beneficiarios?
El Estado ha sido bastante generoso; ha aportado la parte que va a ser condonada, que es casi del 47 por ciento.

¿Este año van a sostener el número de beneficiarios?
Es posible que haya menos créditos beca y quizá este año no podamos llegar a los mismos 1.511 del año pasado, pero vamos a estar muy cercanos a esa cifra.

¿Qué plazo tienen los beneficiarios para pagar?
Durante el periodo de estudio no tienen que hacerlo. Esa etapa de gracia se puede extender durante un año y el alumno puede quedarse en el exterior a hacer una práctica profesional, y a partir de ahí tiene cinco años más para pagar.

LAURA AGUILERA JIMÉNEZ
Redactora de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.