Viene un año doloroso para la economía de Brasil y pobreza repuntará

Viene un año doloroso para la economía de Brasil y pobreza repuntará

Moody's Analytics estima que este año caerá producto interno bruto entre el 7 o el 7,5 %.

notitle
12 de mayo 2016 , 10:24 p. m.

Así como de Brasil siempre se habla con superlativos de “o maior do mundo”, la tarea que el presidente interino del gigante suramericano, Michel Temer, tiene por delante en materia económica, y su ministro Henrique Meirelles, es de lo más grande que un país tenga que afrontar.

Un doloroso año en el cual debe hacer una reducción de gastos que tocará a la inmensa burocracia estatal y las esperadas reformas laboral, de impuestos y de pensiones para que el país vuelva a crecer de manera sostenida, son las principales medidas esperadas por los mercados.

Sin embargo, hay un elemento que falta mencionar, pero que tendría unas consecuencias que nadie se atreve a vaticinar en un ambiente político y social polarizado: el recorte de subsidios implantados desde el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, predecesor y mentor político de Dilma Rousseff.

Dichos subsidios, como el Bolsa Familia –una iniciativa de transferencia de dinero en efectivo a personas de bajos recursos–, que sacaron de la pobreza a unos 30 millones de brasileños en la última década, también están en riesgo de ser recortados, pues están soportados “sin mucho sustento estructural que sea sostenible en el futuro”, le dijo a EL TEMPO el economista Alfredo Cutiño, de la firma Moody’s Analytics, de Estados Unidos.

Para el analista, “en Brasil vamos a volver a ver más desempleados y un aumento de la pobreza. Ese fue el costo de unas políticas sociales sin muchas bases que fueron puestas en marcha por gobiernos de izquierda”, aunque aclara que en la medida que la economía brasileña regrese a la senda de crecimiento sostenible, esos inconvenientes se corregirán.

Por lo pronto, tras haber registrado una caída de la economía del 3,8 por ciento en el 2015, Moody’s Analytics estima que este año Brasil verá caer su producto interno bruto entre el 7 o el 7,5 por ciento, y volverá a crecer, pero de manera muy modesta, a partir de la mitad del 2017.

Carlos Malamud, investigador principal del Real Instituto Elcano de España le dijo a este diario que si bien la economía es uno de los elementos que tumbaron a Dilma, “lo que pasó fue que hubo una tormenta perfecta que también incluyó los casos de corrupción de políticos del partido de gobierno” y que crearon el ambiente para la suspensión y posible destitución de la mandataria.

Lo más importante que debe hacer Temer, así sea para un mandato recortado por la fuerza de las circunstancias, es actuar rápido y mostrar cuáles serán las líneas de acción que corrijan los errores de no haber realizado las reformas que la economía necesitaba. Así se recupera la confianza, pero también debe establecer una alianza nacional para hacerle entender a la población las dolorosas pero necesarias medidas.

HOLMAN RODRÍGUEZ M.
Redacción Internacional
En Twitter @holmanrodriguez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.