Alberto Nuño y sus 'Gritones', en Bucaramanga

Alberto Nuño y sus 'Gritones', en Bucaramanga

El artista presenta 30 esculturas sobre esta manifestación de la humanidad.

notitle
10 de mayo 2016 , 06:19 p. m.

Alberto Nuño (nacido en Ambalema, Tolima) es un artista que ha encontrado en el grito la fuente primaria de su inspiración. Este, entendido como una manifestación de la humanidad desde tiempos ancestrales. Por ejemplo, se dice que en Nariño el grito era una forma de pedir la lluvia y se utilizaba en ceremonias de tipo religioso o místico.

El artista presenta 30 esculturas sobre este tema en la exposición ‘Gritones’, en el Museo de Arte Moderno de Bucaramanga. Son piezas elaboradas en la técnica de bronce a la cera perdida. Esta consiste en elaborar un modelo en cera, el cual se recubre en bronce y luego se mete a un horno. A través de unos orificios, la cera se derrite y sale, dejando una pieza sólida.

Así, a través de esta tradicional técnica Nuño –quien ha expuesto dentro y fuera del país, como en EE.UU. – retoma el grito para hacer piezas que no solo presentan figuras antropomorfas, propias de las culturas indígenas, sino además reinventarlas a partir de la historia del arte.

Por ejemplo, las ‘Meninas gritonas’ o la Venus de Milo. Otra mujer que se exhibe es Marilyn Monroe, quien fue un ícono de la sensualidad en los años 50.

A Nuño le interesa mostrar que el grito está presente en diferentes situaciones de la cotidianidad: como el grito de quien se está ahogando, literal o metafóricamente, el grito que expresa un recién nacido y quien está dando a luz.

También en los animales, particularmente, en aquellos que son sujetos a enfrentamientos, como los toros o los gallos. En esas figuras, el grito está representado circularmente. Algunas tienen tonos rojizos, azulados, amarillos, y también dorados. Respectivamente, transmiten la pasión y la vitalidad, la armonía (azul), la luz del sol, la energía (amarillo) y la fortaleza (dorado). Y, dice el artista, hablan de problemas contemporáneos que aquejan al país.

Entre esas problemáticas que lo aquejan y sobre las cuales quisiera llamar la atención, están aquellas voces que no se escuchan, como la de los secuestrados, los niños y adultos que sufren en la Guajira, la voz del ciudadano común.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.