Blanco, ausencia de color que decora

Blanco, ausencia de color que decora

Tranquilidad y limpieza son las sensaciones que produce este tono en cualquier lugar de la casa.

notitle
06 de mayo 2016 , 03:45 p.m.

El blanco es el color de la pureza, de lo impecable, de la claridad. Verlo es casi como oler a limpio, es tener una sensación de recién salido de la ducha. El blanco da vida, combina con todo y puede ir en cualquier espacio.

Puede dar un toque rústico al dejar las alacenas de la cocina y los muebles auxiliares en blanco decapado, un tono que les da historia y solera, así no lo tengan.

En la sala, un sofá como elemento central en blanco, con mesas acrílicas a juego, todo en líneas minimalistas o futuristas, quizá con patas de aluminio, para ambientes contemporáneos.

En la habitación, la cama se viste de blanco: sábanas, colchas y un sinfín de cojines que dejan una estela de lugar mullido y acogedor, del que no queremos levantarnos. El blanco como protagonista que, en ocasiones, se adorna con ribetes a modo de pompones multicolores con el que ofrecer un toque más llamativo.

Flores, lámparas o una manta pueden dar un poco de color, eso sí, en tonos neutros a juego: gris, negro, azul o vinotinto.

Para terrazas y jardines, mesas y sillas dejan su tablero y asiento en tonos miel para lacar sus patas y respaldo de blanco inmaculado, una opción que resulta muy fresca.

Protagonista de vajillas

Así las mesas se convierten en un lienzo donde el blanco pone el toque de color aunque suene contradictorio.
Este es un aliciente para que cualquier alimento resalte sobre su fondo. Aperitivos, bandejas, fuentes, bols, tablas de cortar, se disponen para ayudarnos a decorar y a servir.

Los jarrones son también un elemento determinante para que las flores, incluso las blancas, tengan un lugar propicio para llenar la casa de vida. Lo ideal es elegirlos con adornos o formas en los que la sencillez rompa su estructura.

Un color eterno, que nunca pasa de moda sobre la mesa, piezas que se pueden sustituir en caso de rotura, sin ninguna dificultad.

Platos pandos, hondos, para postre, pocillos... la vajilla no tiene fin, propuestas que se pueden encontrar con adornos o bordes sutiles.

Corona está a tono

Diseños geométricos, contemporáneos y futuristas caracterizan las nuevas vajillas Corona Smart Tech (son 10 líneas), en las que prima el blanco y la variedad de piezas y complementos para servir entradas, pasabocas, platos fuertes, postres, sopas, ensaladas, salsas... Así su mesa se verá bien vestida y elegante.
Con información de Efe

ESTILO DE VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.