'Dejo listo camino para impulsar las energías renovables en el país'

'Dejo listo camino para impulsar las energías renovables en el país'

Vallejo, saliente ministro de Ambiente, hace un balance de su gestión.

notitle
05 de mayo 2016 , 06:03 p.m.

Tras un año y ocho meses en la cabeza del Ministerio de Ambiente, Gabriel Vallejo asegura que la delimitación de 14 de los 36 páramos del país, los recursos de cooperación internacional para frenar la deforestación y las campañas de educación ambiental, son tres de los pilares de su gestión.

Ante la polémica por la licencia ambiental de exploración petrolera en La Macarena, Vallejo insiste que “no se puede juzgar la gestión de una institución por un solo caso”, pero sí reconoce que hubo errores en la coordinación institucional entre la corporación autónoma, el Ministerio y la Agencia Nacional de Licencias Ambientales.

¿Para cuándo estará la resolución que impulsa las energías renovables en el país?

La resolución está para la firma. Se regularán las exenciones tributarias en el IVA para quienes quieren desarrollar ese tipo de actividades. Falta solo un concepto jurídico. La matriz energética del país, que un 30 por ciento es de carbón, se repensó desde el Plan Nacional de Desarrollo, donde se consignó que hay que buscar caminos para las energías alternativas, pues bien la resolución es ese camino.

Con la certificación ambiental a las empresas que promuevan este uso habrá beneficios como la exclusión del IVA, la reducción especial de renta, la exención de pago de derechos arancelarios y la depreciación acelerada de activos.

Este fin de semana se delimitará Chingaza. De los 36 páramos, ¿cuántos deja delimitados?

Dejamos delimitados 10 páramos, incluido Chingaza, y otros cuatro páramos quedan listos para que a mediados de año tengan sus límites. Entonces, dejamos 14 de 36 páramos con su delimitación. Era una tarea que tenía el país desde hace cinco años.

Entre ellos Santurbán que, al igual que Guerrero, era uno de los más complejos. Obviamente la gente cree que tiene problemas de delimitación. Y claro, es que había 10.000 personas viviendo allí. Uno no puede pretender hacer una delimitación donde no surjan problemas. Problema es no delimitarlo. Desde hace un año tengo un gerente del páramo de Santurbán para que atienda los problemas de la comunidad, revisando los temas agrícolas y la formalización minera.

Venimos avanzando. Se dice que faltan los más difíciles, la verdad es que gran parte de los páramos que van a quedar faltando requieren consulta previa Ya se le hizo la solicitud al Ministerio del Interior. Estamos esperando que nos contesten. Si todo sale bien, finalizando el 2017, el resto de complejos de páramos debería estar delimitado.

Hay críticas a la delimitación porque faltan recursos para hacer sostenible esa decisión… Eso por ejemplo se ha dicho del caso de Santurbán…

En Santurbán se invirtieron 13.000 millones. Nunca en la historia se había invertido ese dinero allí para actividades agrícolas, proyectos productivos… En formalización de pequeños mineros el Ministerio de Minas y Energía invirtió 2.000 millones de pesos. El Ministerio de Ambiente invirtió más de 1.500 millones de pesos en actividades de desarrollo y capacitaciones. Hay que tener en cuenta que en los complejos de páramo viven 320.000 personas…

La delimitación le exige al Estado que entre a desarrollar una serie de actividades de reconversión y retiro progresivo. Ese proceso no es perfecto, pero es un gran avance.

En relación con el fallo de la Corte que prohibió la minería en páramos, ¿ya las autoridades ambientales han frenado proyectos en los páramos delimitados?

En Santurbán hay cuatro títulos. El director de la corporación autónoma al día siguiente del fallo, le envié la información y él habló con los tenedores de los títulos. Se ha buscado cómo va a ser el manejo con esas personas que tienen título y licencia ambiental.

En los catorce, que serán delimitados, priman son las actividades agrícola y ganadera. Hay dos o tres páramos que tendrían varias licencias. Tal vez, el más delicado es el de Guerrero. Chingaza, que lo vamos a delimitar mañana, es sin duda el más importante, porque provee el agua de los 10 millones de personas.

Además de la delimitación de páramos ¿qué le deja su gestión al sector ambiental?

Le diré una cifra: 350 millones de dólares, que proporcionalmente a hoy equivaldría a la inversión que hubo con el Plan Colombia. Dejamos recursos para dos proyectos: el de Visión Amazonía en términos de blindar al Amazonas de la deforestación y para proyectos de restauración ecológica. Nunca se había logrado en cooperación internacional una inversión igual.


Su gestión también tenía el reto de articular a las CAR con las políticas nacionales. Las polémicas de los últimos días demuestran que hay una desarticulación de las corporaciones con la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales. ¿Qué opina al respecto?

Tenemos un avance único e histórico. Pero no podemos solucionar un problema de 20 años en solo dos años. Lo que sí puedo garantizar es que como nunca antes la institucionalidad está coordinada aunque con problemas. Cuando digo problemas, me refiero a que pasan cosas como La Macarena, que fue un hecho muy desafortunado. Pero en las reuniones del Ministerio se ve aquí a los 33 directores de las CAR, al general Salamanca, quien está en cargo del tema de minería y tráfico ilegal, se ve al Contralor, a la Fiscalía. Cuando yo llegué, Cornare era la única corporación que tenía un sistema de pago por servicios ambientales. Hoy 23 corporaciones tiene ese mismo modelo. Ese es uno de los grandes logros.

¿En qué estás las nuevas áreas protegidas del país?

En el 2018, entre las Corporaciones y Parques, se van a lograr 19,4 millones de hectáreas protegidas. Nosotros recibimos el Gobierno en 11, 3 millones de hectáreas. En 8 años vamos a lograr el 50 por ciento de lo que se había logrado en la historia. Otros dos temas claves es el del incendio forestales. Durante el fenómeno de El Niño visitamos 17 departamentos. Son cosas imperceptibles para la ciudadanía, pero muy importantes. Somos líderes en cambio climático: tenemos más de 12 programas de cambio climático y el 60 % del país con planes de adaptación.

EL DNP habla de una inversión de 3,1 billones para lograr la meta del Acuerdo de París. ¿Se tienen los recursos para cumplir ese pacto?

El tema más clave para eso es cooperación internacional. Las cifras del DNP involucran a todos los sectores: transporte, agricultura, vivienda. Cuando yo llegué me decían que era increíble que el ministerio tuviera tan pocos recursos. Yo públicamente dije que el apoyo más importante en eso era la cooperación internacional. Muchos dijeron que no era posible. Pues ahí están los 350 millones de dólares que conseguimos.

Usted apoyó la educación ambiental en el tema de uso de bolsas plásticas y ahorro de energía. ¿Cuál será el paso siguiente en la regulación del plástico?

La regulación de las bolsas es un paso fundamental, un tema de conciencia ambiental .No se le está apostado a que no haya bolsas, sino de que se utilicen de manera racional. La segunda etapa será regular las tiendas de barrio, allí se utilizan muy pequeñas bolsas de pequeño gramaje, eso genera contaminación. Gran parte de lo que se logró con el tema de educación es un legado que deberá continuar.

¿La mala gestión de la Anla fue la razón por la que usted salió del Ministerio?

No se puede juzgar la actuación de una institución como la Anla por un hecho desafortunado como La Macarena. No es justo y equilibrado. Se mira el problema de una licencia, pero no cuántas sanciones ha puesto la Anla en los últimos años. Yo no emitiría un juicio de valor sobre la gestión de la Anla.El retiro mío de la cartera siempre ha dependido de la consideración del Presidente.

Por las polémicas, queda en el sector ambiental la impresión de que se debe replantear nuevamente el modelo de las licencias, que algunos llamaron exprés. ¿Qué opina al respecto?

Hay que ver de dónde vienen los problemas. El tema de El Quimbo es de una licencia dada en el 2008, que recibimos nosotros y es un tema complejo. La modificación el decreto 2820, reguló unos niveles de trasparencia y de eficiencia, manteniendo el rigor técnico. Afloran otros retos como el de Reficar o El Quimbo, temas que vienen desde hace muchos años. La Anla tendrá que salir a responder. En La Macarena creo que nos faltó coordinación institucional entre la corporación, la Anla y el ministerio. Creamos un comité de coordinación que se conformó hace una semana y media y debe empezar a funcionar en dos semanas. Este deberá revisar los temas más críticos de la Anla.

¿Fernando Iregui, director de la Anla, continuará en el cargo?

Es decisión del ministro Murillo. En sus manos no tiene solo la de Iregui sino de todos los funcionarios del Ministerio.

VIDA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.