El calvario de una persona ciega para acceder a un plan celular

El calvario de una persona ciega para acceder a un plan celular

El papeleo le tomó más de dos horas y le dijeron, en principio, que realizarían visita domiciliaria.

notitle
05 de mayo 2016 , 11:14 a.m.

La experiencia gratificante de comprar y estrenar un celular se convirtió para Fabián en un acto claro de discriminación.

El pasado 26 de abril, Édgar Fabián Guevara, un joven músico de 19 años que perdió su visión hace dos años, se acercó a la tienda de un reconocido operador, en el norte de Bogotá, para comprar un IPhone 6S.

Estaba en compañía de su padre y dos amigas, quienes ahora son testigos del episodio de discriminación que vivió luego de que les manifestara a los asesores que lo atendieron que su intención era obtener un plan postpago, el cual tiene un valor de $ 38.900.

Inicialmente la atención fue buena, muy amable se podría decir, cuando Fabián dijo que pagaría de contado el teléfono. Pero luego vinieron los inconvenientes.

Fabián hace poco sacó su cédula. En ese momento en la Registraduría Nacional le informaron que para realizar cualquier trámite podía, en vez de firmar, dejar su huella. De hecho, así aparece en su documento de identidad.

Los asesores empezaron entonces a traerle una gran cantidad de papeles donde debía llenar unos datos y colocar su huella. Se notaban desubicados por la condición visual de Fabián; argumentaban que nunca habían tenido un caso de una persona con discapacidad visual que quisiera un plan postpago.

La demora fue "infinita": cerca de dos horas. Durante ese tiempo le solicitaron dos testigos para que certificaran por escrito que iba adquirir un plan pospago y le advirtieron que era probable que la compañía le hiciera una visita domiciliaria. En este momento Fabián y sus acompañantes preguntaron por qué, ante lo que no hubo una respuesta clara.

Fabián indagó también si en caso de que viniera una persona en condición de discapacidad visual sin acompañante a adquirir un plan lo atenderían. La respuesta fue rotunda: "No".

Indignados por los trámites y advertencias, una de los acompañantes de Fabián informó a los empleados que eso era discriminación y que no lo podían hacer, ya que existe la Ley Estatutaria 1618 de 2013 que habla de los derechos de las personas en condición de discapacidad. También, la Ley antidiscriminación, la 1482 de 2011, con anexo 1752 del 3 de junio de 2015.

“Para mí fue bastante molesto e incómodo. Me sentí discriminado. Tengo derecho como cualquier ciudadano de usar un celular, espero que no se repita por la dignidad y el respeto de las personas”, dice ahora Fabián.

Luego de permanecer casi dos horas, y a solicitud de los clientes, el coordinador de dicha sucursal salió a ofrecer  disculpas. Se refirió a la tardanza y a la infinidad de papeles que debía firmar.

Finalmente, Fabián pudo comprar el teléfono y obtener el plan pospago luego de que dos de sus acompañantes sirvieran de testigos.

En Colombia existen 1’400.000 personas con discapacidad visual y en el mundo, 285’000.000, según la Unión Mundial de Ciegos, por lo que las empresas y organizaciones deben informarse y prepararse para que no se repitan estos hechos.

TATIANA RODRÍGUEZ MOJICA
Directora Fundación Sirius, Una Nueva Luz
@SIRIUSFUNDACIÓN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.