Secciones
Síguenos en:
Comenzarán a ser auditadas firmas para revocar a Maduro

Comenzarán a ser auditadas firmas para revocar a Maduro

La MUD dijo haber entregado 1,85 millones de firmas, cuando sólo tenía que entregar 195.721.

notitle

Cerca de dos millones de firmas que presentó la oposición venezolana para activar el referendo revocatorio contra el presidente, Nicolás Maduro, empezarán a ser auditadas este miércoles por el órgano electoral, un proceso complicado que será celosamente vigilado por el gobierno.

"Vamos a tener acceso a todas las listas. Firma falsificada, demanda asegurada", advirtió Maduro la noche del martes en su programa de televisión semanal, al afirmar que la comisión que nombró para defenderlo verificará cada rúbrica.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), acusado por la oposición de servir al gobierno, aún no anuncia el procedimiento de verificación, pero según la ley deberá revisar en cinco días las listas y luego llamar a los firmantes a ratificar su apoyo con la huella digital en otros cinco días.

Eufórica, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dijo haber recogido en pocos días 2,5 millones de firmas para activar el revocatorio, de las cuales entregó 1,85 millones, cuando sólo tenía que entregar 195.721 (1% del padrón electoral).

"Las firmas del pueblo masivamente y la activación del revocatorio los tiene locos", afirmó el líder opositor Henrique Capriles, ex candidato presidencial que perdió las elecciones contra Maduro en abril de 2013 por estrecho margen.

Si el CNE valida las firmas, autorizará la recolección, en tres días, de otras cuatro millones de rúbricas (20% del registro electoral) requeridas para convocar al referendo, las cuales deben ser revisadas en 15 días.

Si son avaladas, la consulta se realizará en los siguientes tres meses. "Lo que diga el CNE palabra sagrada. Si en el segundo paso (...) llegara a decir que se recogieron las firmas, vamos a referéndum y punto", dijo el mandatario socialista, en su primera declaración directa sobre una aceptación de un revocatorio en su contra.

Para que Maduro sea revocado en el referendo, el "Sí" deberá obtener más de los 7,5 millones de votos con los que fue elegido tras la muerte de su mentor, Hugo Chávez, en 2013. "Nosotros estamos listos para lo que venga", aseguró el mandatario, aunque vaticinó que los intentos para sacarlo del palacio de Miraflores fracasarán rotundamente. Pero la oposición, que arrasó en las elecciones parlamentarias de diciembre pasado, está confiada.

"Lo vamos a lograr porque el pueblo venezolano quiere salir de este gobierno", aseguró el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba. Un 68% de la ciudadanía está a favor de que Maduro deje el poder y haya elecciones, y un 84,1% estima negativa la situación del país, según la firma Venebarómetro.

Maduro dictó decreto que impiden mociones de censura contra sus ministros y el vicepresidente

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dictó un decreto para restringir y diferir las mociones de censura que se hagan desde el Parlamento de mayoría opositora contra sus ministros que tienen como consecuencia la remoción del cargo de los funcionarios, según la Constitución.

"Se restringe y difiere (...) las mociones de censura que pudiera acordar la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) contra los Ministros y Ministras del Poder Popular, o contra el Vicepresidente Ejecutivo en las cuales solicitaren su remoción", dice el decreto presidencial 2.309 difundido el martes aunque tiene fecha de ayer.

La decisión se sustenta en el llamado Decreto de Emergencia Económica de enero de este año que emitió Maduro para atender la crisis del sector y que, aunque fue rechazado por el Parlamento, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) le devolvió vigencia y validez tras atender un recurso de interpretación.

En el decreto hecho público el martes se indica que esta decisión del Gobierno tendrá validez "hasta tanto cesen los efectos del Decreto de Emergencia Económica dictado por el presidente" con el objetivo de "garantizar la continuidad en la ejecución de las medidas económicas de emergencia".

El jueves pasado la AN aprobó una moción de censura y pidió la remoción del ministro de Alimentación, Rodolfo Marco, que no atendió a la solicitud de comparecencia ante la Cámara por la "emergencia alimentaria".

Ese mismo día Maduro calificó las actuaciones del Parlamento como "sabotaje" y dijo que no removería a su ministro porque la medida de la Asamblea supuestamente se tomó desacatando una decisión del TSJ que recientemente modificó el Reglamento de Interior y Debates de la AN.

La Sala Constitucional del máximo tribunal venezolano suspendió el 22 de abril pasado, de forma provisional, varias disposiciones del reglamento de la AN, según la sentencia. Asimismo publicó, el mismo día del fallo, una medida cautelar que establece el cumplimiento de varias condiciones para que la AN pueda elaborar las leyes.

En esta sentencia, la Sala Constitucional ordenó "la incorporación -a nivel nacional- de la consulta popular obligatoria en la formación de las leyes" e informar a los diputados sobre la agenda de la sesión parlamentaria ordinaria 48 horas antes.

También, en consideración de "las limitaciones financieras del país", el Legislativo debe solicitar la autorización del Ejecutivo para los proyectos de ley "a los fines de determinar su viabilidad económica". Hoy, más temprano, Maduro dijo que está en desarrollo una "guerra legislativa" y acusó al Parlamento de hacer leyes "a lo loco" y desacatar al TSJ.

EFE Y AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.