¿Qué le espera al joven que disparó contra la Policía?

¿Qué le espera al joven que disparó contra la Policía?

Fiscalía evalúa si le imputa cargos. En ese caso, un juez deberá decidir su suerte.

notitle
03 de mayo 2016 , 02:07 p.m.

Aunque Fabián Enrique Vargas, el joven que disparó contra la Policía durante la marcha del primero de mayo en Bogotá, se presentó este martes ante las autoridades, actualmente no existe una orden de captura en su contra.

Por eso, está en manos de la Fiscalía determinar si hay elementos de juicio para presentarlo ante un juez y realizar una eventual imputación de cargos. ¿Por cuales delitos? En ese caso, de acuerdo con expertos, está claro que habría incurrido en violencia a un servidor público, lesiones personales y daño en bien ajeno. (Lea también Arma que encapuchado entregó a Policía no es de fuego, sino neumática)

La Fiscalía ahora deberá valorar el uso del arma, pues se estableció que se trató de una neumática, que funciona con aire, y la cual entregó a las autoridades una vez se presentó ante la Sijín de la Policía. (Este es el momento de la entrega de Fabián Enrique Vargas)

Pero si bien no es un arma de fuego, el fiscal del caso valorará, por ejemplo, la distancia en la que atacó a los uniformados. Así se medirá el impacto que pudo causar, lo cual podría ser calificado como tentativa de homicidio.
Sin embargo, el penalista y exvicefiscal Pablo Elias González Monguí, consultado por ELTIEMPO, sostuvo que no habría delito. (Vea cuando el joven dispara contra la Policía)

“Tendría que demostrarse que él disparó. Además, si no es real el arma no se podría configurar el delito de porte ilegal de armas, que puede acarrear una pena de 9 años”, sostuvo González Monguí.

A su turno, el exvicefiscal Francisco José Sintura consideró que así el arma no sea de verdad se podrían tipificar delitos como amenaza.

“Así el arma sea neumática y no cause daño mortal, sí se dio una amenaza contra los policías que estaban en la plaza de Bolívar, la amenaza sí existió porque se puso a la persona en situación de peligro”, explicó Sintura.

Añadió que depende de la Fiscalía la decisión de imputarle cargos o seguir investigando para definir si se tipifica alguno.

Uno de los elementos que puede jugar a favor de Fabián Enrique Vargas es que se entregó a las autoridades, pidió perdón y se mostró arrepentido.

“No soy un criminal, no soy un asesino”, dijo Vargas. Al ser presentado ante los medios, señaló además que no es jefe de una red criminal: “Ofrezco mis más sinceras disculpas a la Policía Nacional, al Esmad y a las personas que marcharon pacíficamente. Sé que fue una escena muy violenta, pero realmente no fue tan grave como se vio”. (Vea el video en el que el joven ofrece disculpas)

Durante la marcha del primero de mayo en Bogotá se generaron disturbios, en medio de los cuales se afectó además el patrimonio de la ciudad.

El balance del Distrito fue: 123 metros cuadrados de grafitis (para muchos simples mamarrachos) y 10 losas de mármol fracturadas, la mayoría al pie del Libertador. Eso, sin contar las pinturas en fachadas de establecimientos privados y módulos de vendedores informales.

La Alcaldía calcula que solo el arreglo de la Plaza de Bolívar puede costar 50 millones de pesos, los cuales saldrán de los contribuyentes en la capital.

JUSTICIA

 

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.