Atlético de Madrid se mantiene en la pelea: 1-0 contra Rayo Vallecano

Atlético de Madrid se mantiene en la pelea: 1-0 contra Rayo Vallecano

Antoine Griezmann anotó el gol de la victoria para el equipo del 'Cholo' Simeone.

notitle
30 de abril 2016 , 02:59 p.m.

El francés Antoine Griezmann, ausente del once titular por las rotaciones, desatascó al Atlético de Madrid contra el Rayo Vallecano y dio la victoria a su equipo (1-0) con un tanto apenas unos segundos después de ingresar al campo, que permite a los rojiblancos seguir poniendo presión al Barcelona.

Son ya 30 goles en todas las competiciones los que lleva 'Grizzi', como le llaman sus compañeros, en la temporada más prolífica de su carrera, en la que el Atlético disfruta de la madurez de un jugador cuyos goles significan puntos. Fueron decisivos para eliminar al Barcelona en los cuartos de final de la Liga de Campeones y lo volvieron a ser este sábado para seguir metiendo presión al equipo azulgrana, que deberá ganar al Betis si quiere continuar comandando la clasificación liguera.

El tanto de Griezmann sirvió para rescatar al Atlético de su juego deslabazado, bien presionado en el centro del campo por el Rayo Vallecano en una primera parte en la que los locales abusaron del juego largo hacia los argentinos Ángel Correa y Luciano Vietto, dos de las siete novedades respecto a la alineación del miércoles contra el Bayern Múnich.

El conjunto de Simeone, este sábado dirigido desde el banco por Germán Burgos, ya que el 'Cholo' cumplía el primero de sus tres partidos de sanción por el balón lanzado en el encuentro contra el Málaga, apostó por un centro del campo en el que solo repitió Gabi, con el argentino Matías Kranevitter en el centro y las alas para el ghanés Thomas Partey y Óliver Torres.

Las imprecisiones fueron la nota dominante del arranque, especialmente en el caso de un Rayo que tuvo dos despistes en los primeros diez minutos que le pudieron costar caro. Primero, un resbalón de Amaya en el borde del área al sacar el balón del que se aprovechó Vietto -titular después de ocho duelos sin minutos-, para ceder a Correa, pero su disparo se fue fuera.

En la siguiente jugada, el guardameta Juan Carlos no se entendió con Llorente y Correa fue más listo, pero se complicó a la hora de armar el disparo. Atlético, atascado con la presión vallecana en el centro del campo, se empeñó en buscar los balones largos hacia el dúo de puntas argentinos, bien resueltos por la defensa rayista, lo que permitió a los de Paco Jémez crecer y asomarse tímidamente al ataque, siempre por la banda derecha de Adrián Embarba, que comprometía a Gámez a pierna cambiada.

Un centro del canterano rayista llegó al venezolano Miku, que controló con el pecho y disparó a las manos de Oblak; como acción más peligrosa de toda la primera parte. Los locales no veían la luz. Apenas unos destellos de Óliver Torres cuando entraba en las combinaciones, o los balones sueltos que cazaban Vietto o Correa, pero eran incapaces de hilvanar juego.

Tras el descanso, incluso el Rayo puso en aprietos a Oblak con un remate de 'Javi' Guerra a centro de Bebé y un tiro de Quini que se envenenó hasta el punto que el esloveno tuvo que sacarlo de puños. Simeone y Burgos, que habían introducido ya tras el intermedio a Koke, reaccionaron de inmediato haciendo entrar a Fernando Torres y el francés Antoine Griezmann.

El efecto fue inmediato. Apenas unos segundos después de haber pisado césped, el 'galo' recogía un balón rechazado y batía a Juan Carlos con un disparo fuerte con la pierna derecha desde el borde del área. El Atlético, con el marcador a favor y las referencias más claras en el juego colectivo gracias a la presencia de Koke, tuvo la opción de sentenciar el encuentro en un contraataque del francés por la banda derecha, que cedió a Torres para un disparo franco, pero el tiro raso del '9' rojiblanco fue detenido por Juan Carlos.

El Rayo de Paco Jémez, que incluyó a Manucho y Piti (sustituido después por el joven Jonathan Montiel ) para ganar presencia en el área y profundidad por la banda, tuvo el balón pero le faltó concreción en el ataque; mientras que el Atlético vivía en su escenario favorito: la espera y el contragolpe, con opciones para Koke en un disparo alto tras una internada de Correa y para Thomas en un nuevo intento lejano.

Tuvo que sufrir el Calderón unos diez minutos finales de un Rayo volcado, cuya mejor ocasión fue un remate de cabeza de 'Javi' Guerra, pero tanto él como todas las tentativas vallecanas se encontraron con Oblak, que rubricó otro partido sin recoger un balón de las redes, y ya son 23 en Liga.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.