Jóvenes emprendedoras le apuestan a mostrar su interior

Jóvenes emprendedoras le apuestan a mostrar su interior

Eligieron la ropa interior para moverse en la moda. Encaje, tiras, transparencias marcan tendencia.

notitle
29 de abril 2016 , 07:09 p.m.

Pensar en lo que les gustaría llevar puesto debajo de la ropa, así no se vea (del todo), pero que las hace sentir seguras y seductoras, no necesariamente para otros sino para ellas mismas, las mueves a diseñar ropa interior.

Son jóvenes emprendedoras menores de 30 años, que tienen su propia marca con un sello y un estilo muy propio; se arriesgan en sus diseños y materiales, usan las redes sociales para promover sus prendas y las venden en almacenes multimarca. El romanticismo marca la pauta, pero también buscan los erótico con un estilo sutil y elegante.

Así son Noise Lab, de Juanita Arcila; French Vanilla, de Olga Lucía Copete y María Alejandra Patiño; Soreil, de Jackie Sasson; Sort, de Johanna Ortiz; Soul Intimates, de Susana Hoyos y Valeria Loreto.

Experimentan con materiales, usan mucho encaje, transparencias, tiras y nuevas siluetas para sus brasieres, calzones y bodies.

Esta prenda regresa con fuerza dentro de la onda retro que retoma los años 80 y 90. “Como los pantalones de la época, como ahora, son de talle alto para marcar la cintura, esta prenda ajustada ayuda a ese propósito”, explica Marta Cálad, de Inexmoda.

Por eso puede ser una prenda exterior o interior.

Seducción con encajes y arneses

Seducción es una palabra clave en la marca de ropa interior Noise Lab, de la diseñadora Juanita Arcila.

En ella piensa cuando diseña para esas “mujeres seguras de sí mismas. Queremos que la mujer se empodere desde lo que ella es, se sienta sexy y seduzca con su personalidad y no tenga que buscar un disfraz de enfermera o policía en un sex shop”, dice Arcila.

Para ello recurre a dos universos que contrastan: el recuerdo de la ropa interior de sus tías abuelas, y el mundo del bondage (la dominación, el sadismo y masoquismo) y el burlesque. “Ellas viajaban y traían ropa interior divina, con encajes preciosos y eso se me quedó en la mente”, cuenta Juanita. Y del el otro universo le gusta retomar los arneses, tiras y esposas para reinterpretarlos con sutileza y elegancia.

“Son complementos que las mujeres pueden usar para una noche especial sobre la ropa interior o los bodies que diseño para llevar en el día a día”.

Los flecos, borlas, encajes y transparencias los usa para resaltar algunas zonas sugestivas del cuerpo femenino.

French Vanilla, muy romántica

Una administradora, Olga Lucía Copete; y una diseñadora industrial, María Alejandra Patiño dos mujeres emprendedoras, apasionadas, que aman viajar, crearon la marca French Vanilla, que piensa en la mujer femenina, elegante y segura de sí misma. “Nuestras prendas equilibran la sensualidad del presente y del pasado, con pequeños detalles frescos y contemporáneos”, dicen desde Costa Rica, donde participan en el Mercedes Benz Fashion Week San José, su primera pasarela internacional.

Las tiras y los exquisitos detalles de encaje se convierten en los grandes protagonistas del diseño de sus colecciones donde los sostenes, bragas y bodies son protagonistas con un estilo sofisticado y romántico. “Nuestras colecciones impulsan la lencería a un nuevo nivel a través de experimentos con las tiras, recortes y superposiciones dando la opción de usar la ropa interior como ropa exterior”, cuentan.

La marca está presente en diferentes tiendas multimarca en Cali, Bogotá y Medellín.

Soreil, la belleza de la mujer transgresora

Después de diseñar zapatos, siguieron las carteras, luego los vestidos de noche. Cuando la diseñadora textil y de modas Jackie Sasson, regresó al país luego de estudiar y vivir siete años en Argentina, quiso explorar algo nuevo y pensó en la ropa interior. “Me gusto mucho, encontré sentido a mi trabajo creativo y decidí lanzar mi marca”, comenta.

Para ello, buscó en la historia a sus musas, “no solo que fueran bellas, también transgresoras”, y se encontró con Agnès Soreil, la amante favorita del rey Carlos VII de Francia, considerada la primera amante real reconocida de manera oficial. “Era hermosa, fue musa de obras de teatro y de arte; era incluyente y sabia leer”, relata entusiasmada.
Con ella en la cabeza creó su marca Soreil y el concepto de su ropa interior: “es ropa que compras para ti, no solo para mostrársela o seducir a alguien. Es para una mujer segura de sí misma, que no necesita un hombre al lado para existir. Mi ropa ”.

Eternal beau se llama esta colección. Ella diseñó la tela inspirada en las vajillas antiguas, que combina con encajes y transparencias. Pueden buscarla en Instagram y Facebook.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.