Las dudas tras el canje con el Eln que dejó libre a Patrocinio Sánchez

Las dudas tras el canje con el Eln que dejó libre a Patrocinio Sánchez

Autoridades desconocen cómo se acordó intercambio entre el exgobernador y su hermano Odín Sánchez.

notitle
28 de abril 2016 , 09:35 p.m.

La única prueba de supervivencia que recibió la familia de Patrocinio Sánchez Montes de Oca, exgobernador del Chocó, durante sus casi tres años de secuestro, fue a finales de noviembre.

Se trató de un casete, envuelto en un sobre, que contenía un audio con la voz de él en el que suplicaba que buscaran su liberación.

“Familia, hagan lo posible por lograr mi libertad, estoy muy delicado de salud. Odín (su hermano mayor), busque mi liberación, estoy bastante enfermo, hagan todo, por favor (...)”.

Así lo describió un allegado al político y aseguró que más que enviar pruebas, la guerrilla del Eln buscaba era presionar a los allegados de Patrocinio. La liberación se dio el pasado 3 de abril, tres días después de que el Gobierno y Eln acordaron el inicio de diálogos formales de paz.

Sin embargo, esa libertad fue producto de un canje, conocido apenas ayer. A Patrocinio lo dejaron ir a cambio de dejar en cautiverio a su hermano, Odín Sánchez Montes de Oca.

Lo que llama la atención, según las autoridades y algunos cercanos a la familia, es que nunca se denunció el hecho ni se contó la verdad completa sobre quién propuso el canje: si los Sánchez Montes de Oca o el Eln.

Tampoco se conoce con exactitud cuánta plata pidió esa guerrilla para liberar al exgobernador, ni cómo se negoció la liberación.

Lo único claro es que fue entregado a algunos de sus hermanos, que lo recibieron en el municipio de Atrato, cerca de la finca donde fue secuestrado el 25 de agosto del 2013, delante de su esposa y su hijo. (Lea también: Partido de 'la U' exige liberación del exrepresentante Odín Sánchez)

Ese día, según cuenta el exgobernador, ocho hombres lo abordaron mientras conducía por la zona rural del municipio. Le amarraron las manos y lo subieron a una moto para llevarlo hasta donde estaba un grupo de guerrilleros del Eln, que luego lo condujo a un campamento en medio de la selva. La guerrilla les habría pagado a esos terceros para que lo secuestraran.

Poca información

El general Humberto Guatibonza, director de la Regional n.° 6 de la Policía Nacional, dijo ayer que “la familia Sánchez Montes de Oca ha estado muy renuente a dar información sobre si el Eln los contactó. No hay denuncia por secuestro o desaparición en el caso del señor Odín Sánchez. Es normal y creemos que pueden estar intimidados”.

El mismo Patrocinio no entiende qué pasó, aseguró que conoce una verdad a medias. “No sé si mi hermano contactó al Eln o si fue al contrario; tampoco, si él propuso el canje o fue engañado. No sé cuánto pidió el Eln por mí ni cómo se negoció mi liberación”, aseguró. (También: 'Mi hermano se canjeó por mí, por mi salud': Patrocinio Sánchez)

Solo en la mañana de ese 3 de abril, dice, horas antes de liberarse de las cadenas con las que dormía, un comandante de esa guerrilla le dijo del canje.

Hasta ahora, la familia no ha recibido pruebas de supervivencia de Odín. Tropas de la Decimoquinta Brigada del Ejército y efectivos del Gaula de la Policía lanzaron una operación de rastreo y registro en el departamento para buscar su rescate. La Fuerza Pública está segura de que el grupo guerrillero no lo ha sacado de la región.

Patrocinio Sánchez fue alcalde de Quibdó (Chocó) entre el 2001 y el 2003, y gobernador desde el 2008 hasta el 2010. El político fue condenado a 18 meses de cárcel por la Corte Suprema de Justicia por irregularidades en contratos de salud que firmó en calidad de burgomaestre. (Lea también: 'Franklin' es señalado del secuestro de los hermanos Sánchez de Oca)

Su hermano, Odín, también fue condenado a nueve años de prisión por un presunto apoyo al proyecto político de las autodefensas, que denunció el exjefe del Bloque Élmer Cárdenas –de las Auc–, Fredy Rendón, alias el Alemán.

‘Mi estado de salud incidió en la liberación’

Veinticinco días después de su liberación el exgobernador de Chocó Patrocinio Sánchez terminó por reconocer que si su hermano Odín no se hubiera canjeado por él, estaría muerto. En dialogo con EL TIEMPO, dijo que su secuestro tuvo fines económicos.

¿Qué le decían del motivo de su secuestro?

Yo les pregunte si mi secuestro era con fines políticos, para alejarme de las elecciones en las que iba a apoyar a los candidatos de ‘la U’. Pero ellos me aseguraron que mi secuestro era por motivos económicos. No supe cuánto pidieron o si se pagó, pero siempre fue por plata.

¿Cómo se entera usted del canje de su hermano?

El día que me liberaron, uno de los jefes del frente me dijo que mi hermano se había canjeado por mí. No nos vimos. No me cruce con Odín. Me pidieron que guardara silencio, que no dijera que mi retención había sido por plata, y mucho menos que mi hermano se iba a quedar con ellos. Lo hice, no por cumplirles, sino por mi frágil estado de salud.

¿Cómo es su estado de salud?

He estado muy enfermo. Me bajé unos 25 kilos de peso durante mi secuestro. Los médicos me han estado preparando para una cirugía porque tengo cálculos en la vesícula. Y tengo problemas del colon, gastritis y las cicatrices que me dejó la leishmaniasis (...) En la selva no tenía espejo, no dimensionaba el estado de desnutrición en el que estaba. Yo me tocaba las carnes y me estiraba los cueros, pero cuando me vi me asusté, ese no era yo.

¿Tuvo atención médica durante su secuestro?

Me vieron un médico y una doctora. Los primeros cinco días de mi secuestro no comía, tenía mucho dolor en el estómago. Me diagnosticaron hepatitis. Siempre estuve enfermo. Creo que se preocuparon porque en las últimas semanas vomite mucho y estaba sin fuerzas. Seguro eso incidió en mi liberación.

¿Cómo lo trataron durante su secuestro?

En términos generales, bien. Los dos primeros meses caminaba con ellos, tenía libertad de moverme. Los dos meses siguientes fueron muy fuertes, caminatas largas, exhaustas. Ya para el sexto mes, me mantuvieron en una casita muy oscura, casi no veía la luz. Poco hablé con ellos, y por seguridad, me dijeron, me mantenían encadenado de una mano o un pie. La comida no era muy buena. Antes de mi liberación mejoró.

¿Cómo es la relación con su hermano Odín?

Nosotros venimos de una familia muy unida. Odín es mayor que yo. Somos 17 hermanos, de los cuales solo somos dos hombres. Nuestros padres nos inculcaron principios, ellos eran docentes. Ahora estoy pendiente de su hija, de 11 años. Somos muy unidos; por eso, no me extraña que él se haya canjeado.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Corresponsal de EL TIEMPO

*Con información de Justicia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.