'En obras por impuesto, privados deciden dónde invertir contribución'

'En obras por impuesto, privados deciden dónde invertir contribución'

Directora (e) de Proinversión explica el innovador modelo de financiación de proyectos APP.

notitle
27 de abril 2016 , 07:29 p.m.

Denisse Miralles, ingeniera economista de la Universidad Nacional del Perú y directora (e) de Proinversión, habló con EL TIEMPO sobre el innovador modelo de financiación de obras por impuesto que se aplica en este país y de los proyectos de infraestructura que han hecho bajo la figura de alianzas público privadas (APP).

¿Cómo han funcionado las APP en Perú para hacer obras de infraestructura?

Desde los últimos 12 años Perú inició una reforma fuerte de APP, se crearon las alianzas y se han adjudicado cerca de 21.000 millones de dólares en proyectos urbanos, también de desarrollo, el tren y carreteras.

¿El metro hace parte?

Sí. En Lima están previstas seis líneas. Es una ciudad de 10 millones de habitantes y hay mucha necesidad de un transporte masivo y ordenado. A la fecha tenemos dos funcionando y estamos en la promoción de la línea cuatro y la tres.

De los proyectos definidos por APP, ¿cuál destaca?

La experiencia del metro ha sido resaltada sobre todo en el tema financiero. Otros países han destacado ese esquema financiero con que se lograron adjudicar esos proyectos. También la ley de APP ha ayudado a que se dé de una manera más ordenada.

Hay otros grandes proyectos, como la interconexión de carreteras de poblaciones de la costa como La Sierra y La Selva, las vías que cruzan el país, que son necesarias para la comunicación. Y proyectos de explotación de gas, dado que Perú tiene ese recurso natural, y sacar el mayor beneficio que genera el desarrollo de las ciudades aledañas a la zona de explotación.

¿Se han inspirado en la experiencia de otros países?

Se ha tomado mucho el ordenamiento británico, aunque su realidad y la nuestra son distintas. También, la experiencia de Brasil, México y de algunas estructuras que han funcionado en Colombia. Nos nutrimos de esas experiencias y las adaptamos a la realidad peruana.

¿Los privados se sienten satisfechos? ¿Sí sienten que el modelo les funciona?

Hay bastante expectativa. El Perú ha crecido en los últimos años y ha sabido mantener las expectativas de inversión. Somos una plaza muy importante en la región y, definitivamente, en los últimos cinco años se han diversificado los sectores donde se pueden hacer APP: no solo nos concentramos en temas viales, que son importantes y grandes, también en temas hidroeléctricos, de energía, incluso estamos entrando en una nueva ola de infraestructura social y penitenciaria, para la construcción y la operación, y los temas que puedan ser delegables. En el caso de la salud, no se delega el tema médico; los médicos son del Estado, pero sí la administración, la lavandería, la cocina, etc.

¿Ha sido un negocio viable para los privados?

El marco que se ha establecido busca que se adjudiquen proyectos de manera eficiente y con transparencia, y que sean rentables, no tanto para el privado sino para el Estado. Pero hay que entender que las APP no son la solución para todo. Al Estado le corresponde decidir qué proyectos va a licitar mediante esa figura y cuáles los puede hacer directamente, según la rentabilidad social.

¿Cuáles son los mejores sectores para las APP?

Es un tema de etapas. Un país que abraza el tema de estas alianzas tiene que abrazar las etapas, y lo demuestra la experiencia internacional. Hace 40 o 60 años, en Reino Unido comenzaron con los sectores viales, donde están las mejores experiencias, pero poco a poco han ido acumulando otros sectores.

Los más tradicionales son los de vías y conexiones, los eléctricos y los de energía, y poco a poco se incorporan los que tienen un mayor cariz social, como educación, salud, temas penitenciarios, turísticos, culturales, entre otros. Los países en desarrollo no tenemos que descubrir la pólvora. La idea es mirar el benchmarking de otras experiencias. Lo bueno es estar informado, y de acuerdo a tu realidad deberías priorizar lo que se debería hacer.

¿Qué son las obras por impuestos?

No es una APP per se, sino una herramienta para construir inversión pública. Tiene la particularidad de la participación de una empresa privada. El Estado decide qué obra quiere realizar, prioriza proyectos e invita a privados para que financien y ejecuten determinada obra. De esa manera se hace más rápido porque el privado tiene estímulos distintos, pero mucho más rápido que una licitación de obra pública.

¿Qué ganan los privados?

Contribuyen directamente al desarrollo del país. En lugar de pagar impuestos que van al tesoro nacional, los privados bajo este modelo pueden decidir a dónde van sus impuestos: a colegios, agua, saneamiento…

¿O sea que con los impuestos que paga un privado específico pueden hacer una escuela?

Sí, pero antes esa escuela debe ser priorizada por el Estado.

Bogotá quiere hacer las estaciones del metro por APP. ¿Qué recomienda?

En Perú es el ministerio local el que está a cargo del metro, no los gobiernos locales. En esa línea, el proyecto es integral. Lo que se licite incluye operación, construcción y mantenimiento de cada estación.

En Brasil hay experiencias como la que Bogotá busca implementar. La idea es encontrar un cierre financiero adecuado que permita que el proyecto sea viable, pero que esté en un estándar de servicio adecuado para que cumpla con el servicio y objetivo.

JOHN CERÓN
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter @CeronBastidas
Escríbanos a johcer@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.