Nacional no pudo con Huracán y empataron 0-0 en la Libertadores

Nacional no pudo con Huracán y empataron 0-0 en la Libertadores

El juego de vuelta se disputará el martes 3 de mayo a las 7:45 p.m., en el Atanasio Girardot.

notitle
26 de abril 2016 , 05:04 p.m.

Esa atajada en el tiempo de reposición del portero Franco Armani a Federico Mancinelli vale oro. Fue la jugada clave del partido, la que aumentó a 736 minutos la racha de Atlético Nacional sin recibir gol en la Copa.

No fue la mejor actuación del equipo de Reinaldo Rueda, que no se pareció en nada al equipo que paseó a Huracán, el mismo rival de este martes, en la fase de grupos en el mismo estadio, el Tomás Adolfo Ducó. Fue otra vez 0-0, como la semana pasada en el Atanasio Girardot. Pero los verdes, que jugaron de negro, tuvieron oficio para sacar un punto como visitantes y ahora resolver la serie en su casa, el próximo martes (7:45 p. m).

En el primer tiempo, Huracán trató de sorprender a Nacional, que cambió su fórmula de ataque. Reinaldo Rueda dejó por fuera de los 11 titulares a Marlos Moreno, Andrés Ibargüen y Víctor Ibarbo, y prefirió meter a jugadores de otras características, sin la alegría y la gambeta de los dos primeros, como Orlando Berrío y Jonathan Copete, y con un ‘9’ que había obviado desde que se fue Jéfferson Duque, y que decidió rescatar, Luis Carlos Ruiz. Una fórmula más para aguantar que para tener la iniciativa.

El partido resultó chato, porque Nacional llegó poco y nada y porque Huracán, a su manera, quiso crear algo de peligro, con el regreso a la titular de Daniel Montenegro, que no había jugado la semana pasada en Medellín. Pero el repertorio de ataque del equipo argentino era limitado: no en vano llegó a disputar la final de la Copa Suramericana sin marcar un gol en 180 minutos a Santa Fe y en esta edición de la Copa Libertadores llevaba nueve goles en nueve partidos, uno por juego...

La única opción real de gol del primer tiempo fue del equipo local, un remate de Montenegro en el que Armani dio rebote y en el que se dio una acción que pudo terminar peor: Ramón Ábila y Alexánder Mejía fueron por la pelota, el delantero empujó al colombiano y este le devolvió el favor. El juez chileno Patricio Polic prefirió arreglar por las buenas: falta a favor del visitante y amarilla para los dos protagonistas. Y así, el árbitro tuvo una noche tranquila, porque los ánimos se calmaron, de lado y lado.

En el segundo tiempo no cambió mucho el juego, a pesar de que Rueda recurrió a parte de la fórmula ofensiva de los primeros partidos: afuera Ruiz y Berrío, adentro Ibarbo e Ibargüen. Parecía estar un poco más cerca el visitante, pero siempre le sobró una jugada. Que le pregunten a Berrío, que tuvo una en el primer tiempo, en la que se abrió cuando el portero salió a cortarle el camino, y otra en el segundo, en la que remató sin ángulo. Y Huracán llegó, más con amor propio que con orden. Pudo haber ganado con ese remate de Mancinelli. Armani no lo dejó. Y Nacional tiene todo para definir en su estadio.

JOSÉ ORLANDO ASCENCIO
Subeditor de EL TIEMPO
@josasc

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.