Así jugó el Real Madrid contra Manchester City

Así jugó el Real Madrid contra Manchester City

El equipo español tuvo dos opciones claras de gol al final del partido.

notitle
26 de abril 2016 , 04:51 p.m.

Así jugó el Real Madrid frente al Manchester City en el encuentro de ida de semifinales de la Liga de Campeones, disputado en el Etihad Stadium (0-0).

Keylor Navas (6): no tuvo que intervenir ante ningún disparo peligroso de los jugadores del Manchester City, apenas una falta en el último segundo que sacó a córner. Estuvo muy metido en el partido, firme por alto y rápido en sus salidas. En una de ellas, a la hora de partido, se llevó un golpe del Kun.

Carvajal (6): cumplió con su cometido, firme en defensa y recibiendo una amarilla cuando tuvo que frenar como fuese al mejor del partido, De Bruyne. Eligió bien sus subidas al ataque, pero en esta ocasión sus incorporaciones no fueron decisivas.

Pepe (7): sostuvo al Real Madrid todo el partido en labores defensivas, el jefe de la zaga en el Ettihad. Llegó tarde a un cruce y le costó la amarilla a los 24 minutos y jugar condicionado todo el encuentro, pero respondió con grandeza, muy firme en cada acción en su marcaje a Agüero. Su buen partido pudo tener el broche de oro a ocho minutos del final, cuando tuvo el gol en una ocasión inmejorable. Le cayó el balón muerto tras un saque de esquina, remató con potencia y se encontró con Hart. Salvó el empate en la última acción rápido ante Sterling.

Sergio Ramos (5): descentrado por momentos del partido, cuando más insistió en sus oleadas el Manchester City. Anda el capitán alejado de su verdadera imagen, sin continuidad de partidos ni rendimiento. Al no verse fino estuvo duro en sus acciones. Pudo marcar a los 54 minutos con un testarazo tras un córner de Kroos.

Marcelo (5): sufrió de inicio cuando Jesús Navas buscó su espalda y castigó cada una de sus subidas. Mejoró en el segundo acto, con la mejoría general madridista, pero no interpretó su habitual papel desequilibrante en ataque.

Casemiro (8): un partido más demostró que es una figura indispensable en el dibujo táctico de Zinedine Zidane. Fue clave en las coberturas, por momentos menos hábil en la salida de balón, pero con una lectura del partido clave para el equilibrio madridista. También pudo marcar tras un saque de esquina, como hizo en Las Palmas, con un testarazo picado que sacó Hart con un pie en una parada de portero de balonmano.

Kroos (5): tuvo mayor desgaste físico que influencia en el juego del Real Madrid. No paró de correr en ataque y defensa, pero no aportó llegada a área rival ni conectó con limpieza con los tres jugadores de arriba.

Modric (7): no se cansó de robar balones en el centro del campo e intentar sacar el juego con rapidez. Tuvo menos acierto del habitual en los pases en los últimos metros que generan desequilibrio y no encontró puerta en su único disparo. Dejó un gran desgaste físico.

Lucas Vázquez (7): fue el elegido para sustituir de inicio a Cristiano Ronaldo y dio un recital de entrega y movilidad. Con 13,3 kilómetros fue el jugador que más corrió de todo el partido. No pudo disfrutar de ocasiones de gol pero generó desequilibrio, buscó el espacio y con su continuo movimiento en ataque descentró a la defensa rival.

Bale (7): sin Cristiano ejerció su papel de líder del Real Madrid en su regreso a un campo inglés. Puso voluntad en cada acción para desequilibrar. Fue frenado con faltas en el primer tiempo cuando lo consiguió. Suyo fue el primer disparo a puerta madridista pasada la media hora y en el minuto 74 estuvo cerca del gol en una acción que él mismo fabricó. Su zurdazo se marchó cerca del poste. Fue el jugador del Real Madrid que más peligro generó.

Benzema (5): jugó mermado, sin estar al cien por cien, y sus sensaciones no fueron buenas en ningún minuto de los 45 minutos que estuvo sobre el terreno de juego. Apenas intentó un disparo que mandó a las nubes y no dejó nada de valor en ataque en una primera mitad en la que al Real Madrid le faltó protagonismo.

Jesé (6): fue el elegido por Zidane cuando Benzema se resintió de sus molestias en una rodilla. Jugó de nueve y buscó el gol. Cuando más cerca estuvo le detuvo el travesaño, con un buen testarazo a los 26 minutos del segundo tiempo.

Isco (-): entró los últimos segundos del partido para mantener la pelota y dar aire al centro del campo.

EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.