La conspiración contra Dilma

La conspiración contra Dilma

La maniobra política contra Rousseff la lideran 3 personajes siniestros, acusados de graves delitos.

notitle
25 de abril 2016 , 05:27 p.m.

Lo repugnante del caso contra la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, es que los cargos que los diputados de oposición le imputan son demasiado débiles como para validar su destitución, mientras que las acusaciones contra sus perseguidores son tan graves que, de probarse, merecerían no solo el desafuero sino largas condenas en la cárcel después de un juzgamiento ejemplar.

A Rousseff se la acusa de haber maquillado las cuentas públicas valiéndose de préstamos bancarios para cubrir déficits en el presupuesto en el 2014, el año de su reelección. Dilma admite el cargo, pero argumenta que lo mismo hicieron sus antecesores en la presidencia y hacen muchos gobiernos municipales y estatales.

La maniobra política contra Rousseff la encabezan tres personajes siniestros. El principal promotor del proceso de 'impeachment' es el pastor evangélico y presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, a quien lo acusan de haber recibido por lo menos cinco millones de dólares en sobornos para asegurar contratos con la compañía estatal Petrobras.

También se lo acusa de haberlos escondido en una cuenta bancaria en Suiza, aunque en ese país aseguran que el pastor también tiene cuentas bancarias en otros paraísos fiscales. No es casualidad que el día que el partido de Rousseff decidió realizar una votación del comité de ética de la Cámara de Representantes para separarlo de su cargo por negar que tenía cuentas bancarias en el extranjero, Cunha le haya dado entrada a la votación de destitución de Dilma.

Otro miembro del grupo que conspira contra Rousseff es el vicepresidente Michel Temer, sobre quien también recaen sospechas de corrupción y cuya ambición de poder lo ha llevado al extremo de filmarse ensayando su discurso de toma de posesión una vez que acabe el proceso de destitución de la Presidenta.

El tercer miembro del grupo golpista es el presidente del Senado, Renan Calheiros, quien también enfrenta denuncias de corrupción y lavado de dinero. Los tres personajes pertenecen al Partido PMDB, que formaba parte de la coalición con la que Rousseff gobernaba, pero que abandonó a la Presidenta en el momento en el que esta ordenó una investigación a fondo del escándalo en Petrobras.

La organización no gubernamental Transparencia Brasil calcula que al menos el 58,1 % de los 513 diputados de la Cámara de Representantes enfrentan –o enfrentaron– cargos, que van desde la corrupción hasta el asesinato o la violación. Y en el Senado, se calcula que al menos el 60 % de los 81 senadores tienen, o tuvieron, causas judiciales abiertas.

Según Transparencia Internacional, la percepción de corrupción en el sector público sigue siendo generalizada en todo el mundo, pero la corrupción en Dinamarca, el país mejor calificado, no se parece en nada a la corrupción en Venezuela, situada incómodamente cerca de Corea del Norte y Somalia, países que ocupan los últimos lugares.

En el continente americano, Brasil ha tenido un descenso mayor en el índice en los últimos tres años, aunque su posición en el índice sigue siendo mejor que la de Argentina, México o Colombia, y un poco peor que la de Panamá.

La caída de Brasil en el índice se debe, entre otras cosas, a las revelaciones sobre los escándalos de corrupción en Petrobras. Corruptelas en las que la Presidenta no ha sido implicada.

El proceso de 'impeachment' contra Rousseff ha ahondado el clima de inestabilidad política en el gigante del sur y sus sacudidas podrían desestabilizar a la región entera. Peor aún, el mensaje de imprevisibilidad que manda a todos los funcionarios electos democráticamente en una región en la que el estado de derecho es frágil y la debilidad de las instituciones es evidente, va a ser profundamente dañino.


Sergio Muñoz Bata

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.