'Consulta previa se volvió un mecanismo extorsivo': Vargas Lleras

'Consulta previa se volvió un mecanismo extorsivo': Vargas Lleras

Aunque no las desconoce, el vicepresidente indicó que hay intereses políticos en su ejecución.

notitle
24 de abril 2016 , 08:50 p.m.

El vicepresidente de la República, Germán Vargas Lleras, consideró que es urgente que se tramite ante el Congreso una ley estatutaria que fije normas más claras sobre distintos aspectos de la consulta previa, ya según él esta se ha distorsionado en su aplicación, la están utilizando algunas comunidades indebidamente y están paralizando proyectos de infraestructura vitales para el desarrollo de las regiones.

“En unos casos el mecanismo de consulta previa se ha convertido en un mecanismo extorsivo para exigirles a los inversionistas y ejecutores de las obras compromisos que no hacen parte de la misma”, manifestó Vargas.

Estas declaraciones del Vicepresidente fueron dadas a raíz de una reciente visita al Valle, en la inauguración de uno de los tramos de la vía Buga-Buenaventura, donde surgió el tema de la ampliación del aeropuerto de esta última ciudad, cuyas obras no han podido avanzar, por la no entrega de predios y falta de acuerdo en la consulta previa con la comunidad.

“No es que quiera desconocer las consultas previas. Fui ministro del Interior y nunca tuve problema con ellas. Pero hoy tenemos unos casos en que este mecanismo, como la entrega de los predios, se han convertido en un dolor de cabeza para la ejecución de los proyectos. ¿Me pregunto si no es excesivo adelantar una consulta previa para modernizar un aeropuerto que está fuera del casco urbano donde no residen comunidades étnicas?”, recalcó Vargas.

La consulta previa es un derecho fundamental dado a los pueblos indígenas y grupos étnicos para participar en decisiones de medidas o proyectos, con el fin de que estos no los afecten y así garantizar su protección y la preservación del territorio donde viven.

Sin embargo, Vargas declaró que detrás de esas oposiciones a proyectos en las consultas previas no desconoce que probablemente haya otro tipo de intereses “de carácter político, personal o extorsivo”. Por el contrario, agregó que son “aceptables para hacer solicitudes de reivindicaciones en materia de servicios públicos, vivienda y que encuentran en la consulta previa la única manera de ser escuchados”.

Recurso extendido

Sin embargo, consideró que lo más grave que se viene presentando es que ahora grupos poblacionales en general están apelando a los mismos procedimientos de las consultas previas para no dejar avanzar obras. Cuando la Corte Constitucional limitó este procedimiento a dos grupos étnicos: los indígenas y la población afrocolombiana.

De igual forma, le ha sorprendido el hecho de que se sometan a consultas previas proyectos, luego de que estos han sido informados anticipadamente a la comunidad, y hasta se hayan firmado acuerdos y licitados las obras.

Hay casos en que los proyectos de infraestructura antes de ser licitados, todos fueron socializados, tramitadas las consultas previas, logrado la concertación y en muchos casos con compensaciones, para ser adjudicados. Pero luego llegan nuevos mandatarios a exigir aspectos adicionales a los acuerdos que fueron suscritos antes que se licitaran las obras”, subrayó Vargas Lleras.

De acuerdo con el vicepresidente, la consulta previa ha sido uno de los temas tocados en uno de los últimos consejos de ministros.

El tema fue reanudado para que el Ministerio del Interior empezara a trabajar la consulta en un proyecto de ley estatutario. “Lo tenemos listo hace muchos meses y concertado, pero debe consultarse antes de que inicie su trámite en el Congreso”.

Se busca con el nuevo proyecto de ley estatutario que haya normas claras sobre los tiempos que debe tomar la consulta previa, el efecto vinculante de las mismas y los costos y niveles de interlocución tanto con las comunidades indígenas como las afrocolombianas.

El lío en el aeropuerto

En cuanto a la ampliación del aeropuerto de Buenaventura, la Aeronáutica Civil busca extenderle la pista 690 metros más de la que tiene, es decir, dejarla de 1.980 metros.

La Aeronáutica es dueña de 202 hectáreas. Pero parte de esas tierras están construidas. Algunos líderes de la comunidad han impedido las negociaciones y alegan que esos terrenos no son de la Aerocivil, sino de la comunidad.

Algo similar sucedía con las obras de modernización en el aeropuerto del Chocó. En el lugar había 27 predios que no se querían entregar, pero finalmente la semana anterior las autoridades llegaron a un acuerdo con la comunidad para comenzar las obras.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.