Hace 50 años nació todo en Aracataca (Magdalena)

Hace 50 años nació todo en Aracataca (Magdalena)

Con una parranda con Gabo, Cepeda Samudio y Escalona, se dio el primer paso al Festival Vallenato.

notitle
24 de abril 2016 , 05:54 p.m.

Fue un jueves 17 de marzo de 1966, cuando aquellas delegaciones provenientes de varios sectores de la región bananera se dieron cita en Aracataca (Magdalena) a lo que se le denominó ‘El Festival del Vallenato’, congregándose así los mejores cultores folclóricos en todos los rincones del Caribe colombiano.

La logística estuvo organizada por el entonces compositor Rafael Escalona, quien días antes recibía la noticia que sus paseos vallenatos serían adaptados al cine mexicano, concretamente en la filmación dirigida por Alfredo y Arturo Ripstein, llamada La Increíble y triste historia del cándido Félix Babilonia.

Como invitado especial asistiría el novelista Gabriel García Márquez, quien llega a su natal población después de muchos años de ausencia. Le seguía ante semejante locura el periodista Álvaro Cepeda Samudio.

Aracataca recibía intérpretes y compositores de toda la comarca, entre los que se destacaron ‘Colacho’ Mendoza, Alberto Pacheco, Bovea y su Vallenatos, Julio de la Osa, Alfredo Gutiérrez, César Castro y Andrés Landeros, entre otros. La gran manifestación cultural vallenata duró solamente dos días, sobresaliendo varios participantes quienes fueron ovacionados en sus diferentes presentaciones ante el jurado y público en general.

Como mejor intérprete se escogió al gran ‘Colacho’ Mendoza, quien logró demostrar en el primer Festival de la Canción Vallenata mucha destreza, interpretando la música de Rafael Escalona.

De igual forma, dentro de la programación se dio por escogida la ciudad de Valledupar como sede del Segundo Festival de la Música Vallenata para aquel 1967. La responsabilidad era mayúscula a sabiendas que fueron patrocinadores del primer certamen en su género que se celebraba a nivel nacional.

En la programación intervinieron el conjunto de Armando Zabaletas, Luis ‘Mello’ Pérez y el mismo Escalona. Fueron más de 10 horas consecutivas de programación vallenata que marcaron una parranda indefinida. Uno de los anhelos de aquel festival improvisado, que daba la bienvenida al gran amigo cataquero de las letras caribeñas, fue el de reunir toda la producción musical desarrollada por las diferentes delegaciones provenientes de Barranquilla, Fundación, Valledupar, Ciénaga, Santa Marta y Cartagena para elaborar una grabación con todas las piezas musicales que participaron en el evento. La producción discográfica se llamaría ‘Parranda de Vallenatos’.

Años posteriores ante semejante pasaje urbano, García Márquez desarrollaba de su puño aquel momento improvisado en su natal macondo:

“Aquella pachanga de Aracataca no fue el primer Festival de la Música Vallenata –como ahora pretenden algunos– ni quienes la promovimos sin saber muy bien lo que hacíamos podemos considerarnos como sus fundadores. Pero tuvimos la buena suerte de que le inspirara a la gente de Valledupar la buena idea de crear los festivales de la leyenda vallenata. Así fue, y en 1968 se llevó a cabo el primero con todas las de la ley, y en la ciudad de Valledupar, que es la sede natural por derecho propio. El primer rey elegido fue el rey de reyes, Alejo Durán, que de ese modo le dio al certamen su verdadero tamaño histórico".

Helkin Núñez Cabarcas
Especial para EL TIEMPO
Barranquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.