Estado pidió perdón a las víctimas de la masacre de Trujillo

Estado pidió perdón a las víctimas de la masacre de Trujillo

Colombia se comprometió a reparar integralmente a 76 víctimas.

notitle
24 de abril 2016 , 12:27 a. m.

El municipio de Trujillo en el Valle del Cauca vivió uno de los capítulos más oscuros del conflicto en Colombia. Entre octubre de 1988 y mayo de 1991, esta población fue víctima de amenazas, desapariciones forzadas, torturas, detenciones arbitrarias y ejecuciones extrajudiciales que, según las investigaciones, dejaron como saldo entre 245 y 342 personas asesinadas a manos de grupos paramilitares, fuerza pública y narcotraficantes.

En medio de un acto público, el ministro de Justicia, Yesid Reyes, ofreció perdón público a las familias de las víctimas de esta masacre. Esta es la segunda vez que el Gobierno Nacional reconoce su responsabilidad por esa masacre histórica perpetrada en ese municipio situado en el centro del Valle del Cauca.

Sobre los hechos, el Estado, en cabeza del expresidente Ernesto Samper, en 1995 ya había reconocido su responsabilidad por esta masacre.

Solamente hasta este domingo se realizó en el parque Monumento, de esa ciudad, un acto público de perdón, tras el Acuerdo de Solución Amistosa, suscrito con los representantes de las víctimas el 6 de abril pasado, en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En esta ocasión, el Ministro de Justicia asumió la vocería del Gobierno y se comprometió a que se les dará trámite a las medidas de reparación acordadas y lamentó que los familiares y defensores hubieran tenido que ir hasta instancias internacionales para alcanzar la justicia.

“Reitero el absoluto compromiso del Gobierno. Como Estado, recordamos estos hechos, no los olvidamos, los rechazamos enfáticamente y nos avergonzamos de que hayan ocurrido contra una población inocente, por lo cual les pedimos perdón a sus padres, madres, hijos e hijas, hermanos, hermanas, esposas y compañeras. Lamentamos hacerlos transitar este largo camino para alcanzar justicia”, dijo Reyes.

Por su parte, Eduardo Carreño, abogado jurídico de la Asociación de Familiares de Víctimas de la Masacre de Trujillo (Afavit), señaló que “la impunidad es cerca del 98 por ciento, pues fueron alrededor de 200 personas, miembros de la fuerza pública, y 80 paramilitares los que atacaron a la población y todavía hay mucho silencio”.

Uno de los crímenes más recordados de la masacre ocurrida en Trujillo es el del padre Tiberio Fernández, cuyo homicidio cumplió 26 años el sábado pasado, cuando los habitantes de esta ciudad hallaron su cuerpo decapitado y mutilado. Los corregimientos más afectados fueron El Tabor, Sonora, Betulia, Chuzcales, Monteloro y Playa Alta.

“Recordamos al padre Tiberio Fernández, quien no solo fue un pilar espiritual para este municipio, sino un defensor de las causas sociales y campesinas”, dijo el ministro Reyes.

Nelson Fernández Cano, presidente de Afavit, dijo que “queda en el corazón de cada familiar si acepta o no este acto de perdón, porque fue un gran daño que nos hicieron”.

El Ministro resaltó que aún muchas familias no han recibido los restos de sus seres queridos para darles una sepultura digna y reiteró el compromiso del Estado con la labor de búsqueda y hallazgo de dichos cuerpos, para lo cual señaló que “se están realizando los mayores esfuerzos”.

CALI
Justicia@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.