Descartan las 'casas de pique' en Barranquilla

Descartan las 'casas de pique' en Barranquilla

Gobierno dice que no se puede asociar descuartizamiento de personas con la inseguridad.

notitle
23 de abril 2016 , 02:10 p.m.

¿Existen ‘casas de pique’ en la ciudad, tal como lo vienen denunciando defensores de derechos humanos?
Tres respuestas provenientes de representantes de los gobiernos Nacional y Departamental lo negaron este viernes, pero advirtieron que no hay que ser indiferentes ante la preocupante temática.

Lo de las denominadas ‘casas de pique’, práctica criminal de descuartizamiento de personas que se ejecuta en sectores deprimidos Buenaventura, en la Costa Pacífica, entre bandas de delincuentes, es relacionado con 14 casos similares en la capital del Atlántico desde el 2013.

Tanto el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo; el defensor nacional del Pueblo, Alfonso Cajiao Cabrera; y el secretario del Interior del Atlántico, Guillermo Polo, refutaron afirmaciones recientes del defensor de derechos humanos José Humberto Torres.

“Los hechos que se suceden entre las bandas delincuenciales que ha llevado a la aparición de un cadáver, dos cadáveres descuartizados, no pueden de ninguna manera manchar los avances de esta ciudad en materia de seguridad.

No se puede generar con ello la sensación equivocada que no está sustentada en la realidad y que de alguna manera demerita todo el esfuerzo de las autoridades locales, del alcalde, de nuestra Policía Nacional por llevar más seguridad a los barranquilleros”, comentó el ministro Cristo desde el Comando de Policía en donde oficializó la entrega de 544 cámaras de vigilancia al alcalde Alejandro Char para que sean instaladas en las cinco localidades del Distrito y contribuir así a los planes de seguridad.

“Este tema hay que manejarlo, obviamente, con toda la precaución y la preocupación que generan estos hechos, llegar y desarticular estas bandas. Investigar con nuestra fiscalías el origen de esos crímenes, pero no partir de allí con una premisa y generalizar que la ciudad de Barranquilla está en serios problemas de seguridad; no lo está”, concluyó el Ministro del Interior.

Por su parte, el defensor nacional del Pueblo, Alfonso Cajiao se pronunció desde el barrio La Chinita, suroriente de la ciudad, tras conversar con moradores de allí y de los sectores vecinos como Rebolo y La Luz.

“No tenemos ninguna evidencia a ese respecto”, anotó. “Esto pueden ser mensajes que están enviando grupos hacia la comunidad; pero creemos que una intervención oportuna del Estado puede frenar esta situación”, agregó.

No obstante, sí destacó que a la Defensoría le preocupa el incremento de los homicidios en la ciudad, y así se lo han expresado a las diferentes autoridades para que intervengan de manera urgente.
Insistió en que el Estado debe hacer más presencia en las zonas deprimidas de Barranquilla con mayor inversión social.

Finalmente, el secretario del interior del Atlántico, Guillermo Polo, sumó su voz a la del ministro Cristo y a la del defensor Cajiao. “Nunca hemos negado lo que ocurre, pero decir que hay ‘casas de pique’ no obedece a la realidad. Son claros mensajes entre bandas criminales. Entendemos el temor de los defensores de derechos humanos”, dijo el funcionario.

BARRANQUILLA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.