Siguen golpes a las bandas: muere capo de los Llanos Orientales

Siguen golpes a las bandas: muere capo de los Llanos Orientales

'Móvil 7' manejaba grupo de 70 hombres en Vichada. Dos más fueron capturados en la última semana.

notitle
22 de abril 2016 , 08:21 p.m.

Un día después de la captura de Fernely Guevara Pérez, conocido en el mundo de la mafia como 'Manuel' o 'Grillo' y uno de los 20 más buscados del ‘clan Úsuga’, una operación de la Policía terminó en la muerte de uno de los principales jefes de bandas de los Llanos Orientales: ‘Móvil 7’, heredero del capo ‘Pijarbey’. El golpe ocurrió en zona selvática de Puerto Carreño, capital de Vichada.

Por Guevara Pérez se ofrecían 115 millones de pesos como recompensa y su fotografía apareció esta semana en el cartel de recompensas con las que el Gobierno pretende cerrar el cerco sobre ‘los Úsuga’. En una semana, dos de esos 20 señalados criminales han sido capturados -el martes había caído ‘Tomás’, por quien también se ofrecían $115 millones-.

La Policía sindica a alias Grillo, de 39 años, de ser uno de los mayores generadores de violencia en el norte y nordeste antioqueño. Su función en la estructura criminal encabezada por Dairo Antonio Úsuga David, ‘Otoniel’, era la protección de las plantaciones de coca y los laboratorios del nacotráfico ubicados en esa región del país.

La captura se produjo en zona rural de Valdivia (Antioquia). El capo, que como casi todos los jefes de bandas había estado con los grupos paramilitares, se movilizaba en un taxi que fue detenido por un escuadrón del Bloque de Búsqueda de la Policía.

La Fiscalía lo acusa de ordenar un ataque con granada el pasado lunes a la estación de policía de Puerto Valdivia, que dejó cuatro policías y cinco civiles heridos. Ahora, además de los delitos cometidos en Colombia, tendrá que enfrentar también una solicitud de extradición de una corte de los Estados Unidos.

En municipios como Yarumal, Valdivia y Santa Rosa de Osos se le acusa también de ser uno de los principales extorsionistas de la región. Las autoridades señalan que tenía 120 delincuentes bajo su mando.
Heredero de ‘Pijarvey’

Javier Ignacio Rubiano Cantor, alias Móvil 7, era otro ex miembro de las Autodefensas (Auc) empoderado como cabeza de una banda criminal. Estaba manejando el autodenominado grupo ‘Libertadores del Vichada’, que era una de las facciones del Ejército Revolucionario Antisubversivo (Erpac) creado hace una década por el exjefe ‘para’ Pedro Oliverio Guerrero, alias Cuchillo.

El año pasado, tras la muerte en una operación policial del capo de ese grupo, Martín Farfán Díaz, alias Pijarbey, ‘Móvil 7’ se quedó con el grupo, responsable de narcotráfico, desplazamientos forzados y homicidios en Guaviare, Vichada y Meta.

En una década, esa banda ha recibido fuertes golpes que la han descabezado tres veces: ‘Cuchillo’ murió en el 2010; ‘Pijarvey’ cayó el año pasado y, ahora, sale de juego ‘Móvil 7’.

El viernes, por condiciones de clima, el equipo élite de la Policía que dio el golpe no había podido salir de la región ni trasladar el cuerpo del exAuc. En la misma operación murieron dos lugartenientes de ‘Movil 7’.

En la zona hay una puja entre los herederos de ‘Cuchillo’ y ‘los Puntilleros’, banda del recién capturado Mauricio Pachón Rozo, exsocio del ‘loco Barrera’, conocido como ‘Puntilla’.

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.