'Non tembles, terra'

'Non tembles, terra'

Es momento de ser solidarios con Ecuador. Debemos tocarnos el corazón, pero sobre todo el bolsillo.

notitle
22 de abril 2016 , 06:44 p.m.

Cada vez que ocurre una tragedia por sismo recuerdo, arrepentido, y creo que ya lo conté, esa pilatuna inocente pero cruel cuando en el campo salimos, sigilosos, con un primo, a estrujar los pilares del viejo rancho y mi padre, que estaba adentro, se hincó a rezar: “San Emigdio, san Emigdio, san Emigdio, ampáranos”, decía. Nuestra risa de pequeños diablos nos delató. Y mi padre, en santa ira, mientras se zafaba la correa nos gritaba que “con la naturaleza no se juega”. Creo que ni Usain Bolt nos habría alcanzado.

Sí, señor. Y perdón, querido viejo. Te ruego, hoy yo de rodillas, que pidas a Dios por que los hermanos ecuatorianos y los colombianos que viven allá salgan lo mejor posible de esta tragedia y que les alivie el dolor del alma.

San Emigdio no logró proteger a todos los ecuatorianos cuando, hoy hace ocho días, a las 6:58 de la tarde, hora de las buenas noches, la naturaleza chocó con violencia sus hondas placas y causó una de las peores tragedias de la historia de ese país.

El sismo, de 7,8 grados en la escala de Richter, fue brutal, especialmente en Manta, Portoviejo, Pedernales... El dato oficial, ayer tarde, era de 602 personas muertas, 8.340 heridos y, ¡Dios!, 130 desaparecidos.

La cifra es agobiante, más cuando los organismos de rescate han suspendido la búsqueda, pues creen que es inútil, que ya no hay más corazones latiendo bajo los escombros. Y con ello se apagan las esperanzas de las familias de hallar a sus seres queridos con vida. Todo, mientras se pasa hambre y sed.

Las filas de personas que esperan ayuda son eternas y agobiantes. Es el momento de ser solidarios, porque allí hay peligro de epidemias. Debemos tocarnos el corazón, pero sobre todo el bolsillo. Hoy, por ejemplo, podríamos privarnos de un almuerzo de esos de porciones pequeñas y cuenta grande, o de unas amargas, y enviar lo que podamos para nuestros vecinos en angustias.

A quienes además se les vienen momentos duros en lo económico, porque el gobierno de Correa debe tomar medidas. Sube impuestos; el IVA, en dos puntos, también el del patrimonio; venderán activos estatales, lo que duele, porque uno siente que se venden pedacitos de país. Pero hay momentos de sacrificio. Hay que pensar en los ecuatorianos y pedir que non tembles, terra. No más, Dios del Universo, estabiliza a Ecuador, porque las réplicas siguen. Van más de 600 esta semana.

Y toca pensar también en nosotros. ¿Cómo se está construyendo aquí? ¿Se cumplen las normas de sismorresistencia? Porque los edificios Space, en Medellín, eran chimborresistentes. ¿Qué tanto hierro se les mete a las construcciones? ¿Qué tanto cemento, que está carísimo? ¿Cómo son las columnas? ¿Y los puentes? Es que uno desconfía, porque se dice que en las obras públicas hay ‘palada’. Y a veces volquetada. Hay que hacer bien el metro. Me gusta más elevado, para que no lo coja un temblor bajo tierra.

He ahí la enorme responsabilidad de ingenieros y arquitectos, de contratistas, interventores y Gobierno, porque “con la naturaleza no se juega”, pues es jugar con la vida. Es que uno se pone nervioso en esos edificios que se mueven hasta cuando los vecinos echan un huevo tibio.

No hay que tomar los simulacros como juego. Un día de simulacro, cuando sonaba la alarma, invité a salir a una amiga, pero me dijo que ella salía solo con los de menos de 30. Y tenemos también que pensar cómo estamos tratando la tierra. ¿El fracking, que hacen los de frac, esas perforaciones en las entrañas, desestabiliza? ¿O la extracción de minas, legal e ilegalmente? Que alguien me diga, como canta Santa Rosa. Pero con la naturaleza no se juega.


Luis Noé Ochoa

luioch@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.