Un camión se convierte en galería de arte en Corabastos

Un camión se convierte en galería de arte en Corabastos

Una exposición que hace homenaje a quienes alimentan la ciudad.

notitle
22 de abril 2016 , 06:26 p.m.

Se sacuden la desconfianza y entran al camión. En él no hay frutas, ni verduras, ni carnes. El piso, igual que el techo y las paredes están inmaculadas y pintadas de blanco. Solo ellos y algunos compañeros inmortalizados en fotos llenan el espacio.

Gente de Corabastos es una exposición alojada en el corazón de la central, para que quienes reciben y venden los alimentos que nutren a Bogotá tengan un respirito y se reconozcan.

Se les ocurrió a cinco jóvenes del colectivo Artitis TV que sienten un vínculo con esta plaza de mercado por la que pasan más de 11.000 toneladas de alimentos, 12.000 camiones y 200.000 personas a diario.

Queríamos abrir la participación cultural a los coteros, emboladores, vendedores, a los de los de los tintos y a todos los trabajadores de Corabastos. Elegimos un camión, porque estas actividades se hacen en auditorios, en la sede administrativa donde no todos tienen acceso o en horarios en los que ellos no pueden ir. Además, queríamos que se pareciera lo más posible a una galería de arte”, explicó Jhon Arias artista plástico de Artitis TV.

Trabajó con Luisa Urrego, Cristian Garzón, Andrea Moreno y Rosmery Arias, para convertirlo en realidad. Apenas vieron la convocatoria de la Alcaldía Local de Kennedy y de la corporación cultural Cueda Majiye, no dudaron en participar. Estuvieron entre los 10 ganadores.

En las 13 fotos exhibidas se ve, por ejemplo, a una mujer frente a los bultos de papas que seguramente vendió pocas horas después. En otras, a un hombre de ruana y sombrero con sus mejores arvejas.

La exposición comenzó el jueves y este sábado terminará en la Bodega 29, mejor conocida como La Reina, por ser donde se venden las frutas.

“Al principio los trabajadores de abastos estaban reacios porque sienten que esto no tiene relación con ellos. A pesar de que es gratuita, se imaginaban que les íbamos a vender algo. Y ahora reclaman que en las fotos no se ven sus productos, el aguacate o el maíz”, explica Arias.

Sobre las fotos, recuerda que las hicieron de a dos: uno convencía a los modelos y el otro tomaba las fotos antes de que las miradas y las burlas de sus otros compañeros trabajadores los hicieran arrepentirse.

Nos dicen que salen muy rígidos, pero queríamos recuperar esas poses calculadas del arte renacentista. Ya han venido dos personas retratadas y hasta nos piden una copia de las fotos”, dice Arias.

Los cinco artistas tienen motivos distintos para participar. La de John tiene que ver con su familia. “Es un homenaje. Crecí en esta plaza y quería mostrar algo que nos une a todos que es la comida. La idea es dar una mirada distinta a la pornomiseria de siempre”, concluye el artista.

BOGOTÁ
natgom@eltiempo.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.