Crean laboratorio de paz en cárcel de Bucaramanga

Crean laboratorio de paz en cárcel de Bucaramanga

La iniciativa para el posconflicto es la primera del país en la que participan reclusos.

notitle
22 de abril 2016 , 05:52 p.m.

En la cárcel Modelo de Bucaramanga se fundó ayer el primer laboratorio de paz y posconflicto del país en el que participan presos de un centro penitenciario con el objetivo de construir el perdón y la reconciliación desde sus lugares de reclusión.

La actividad, que se realizó en la cancha principal de la prisión, contó con la presencia de 300 internos y líderes gestores de los siete patios, excombatientes de grupos al margen de la ley enemigos que se dieron la mano como un acto simbólico de su compromiso.

El director de la cárcel, Jesuliver Rojas Rincón, afirmó que se empezará a “trabajar para la reconciliación desde el penal donde están la mayoría de los actores del conflicto armado, víctimas y victimarios de Santander”

Con la propuesta, que nació por parte de los penitenciarios hace dos años y con la ayuda de la Fundación Abriendo Caminos de Esperanza, se empezaron a implementar talleres y programas psicosociales institucionales que afianzan la iniciativa y que contribuyen a la tolerancia, resocialización y educación de los condenados.

Hernando Vásquez Pimienta, coordinador del laboratorio, enfatizó que se necesitan más y mejores oportunidades porque “en las cárceles hay gente que quiere el cambio, pero que la sociedad no les ha brindado ayudas. Se quiere pedir a la comunidad que no se mire de mala manera a estas personas sino como seres humanos que quieren aportarle al país”.

Según los reclusos del centro penitenciario en la cárcel las peleas y los asesinatos son cosas del pasado. Excombatientes de los grupos paramilitares, guerrilleros, militares y población civil conviven en un mismo patio sin pugnas a pesar del hacinamiento de 3.000 internos en la prisión construida hace 50 años para 750 detenidos.

El exguerrillero de la Columna Móvil Teofilo Forero de las Farc, Adolfo Toledo Medina, manifestó que en los 12 años que lleva privado de su libertad, y en los que ha residido en varias cárceles del país, no había tenido la oportunidad de compartir con otros presos.

“Aquí se puede convivir, se puede dialogar. Estar en un sitio como estos y compartir con todos es algo que nosotros hemos aprendido” contó Toledo Medina.

A pesar de que la Cárcel Modelo presenta un hacinamiento del 53% y enfrenta un grave problema de salubridad, los integrantes del laboratorio pretenden hacer aportes a la paz de manera paralela al proceso que el Gobierno mantiene con las Farc en La Habana (Cuba).

JOHANNA DÍAZ QUINTERO
Para EL TIEMPO
BUCARAMANGA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.