Con lupa buscan a responsables de fallas en el hospital de Kennedy

Con lupa buscan a responsables de fallas en el hospital de Kennedy

Con 20 altos funcionarios, secretario de Salud inició la toma de hospitales, desde donde despachará.

notitle
21 de abril 2016 , 07:42 p.m.

Otra vez el hospital de Kennedy, que simboliza la atención de salud pública de mayor complejidad y de urgencias para los sectores más pobres, está en el ojo del huracán: “El desorden que dejó la anterior administración”, en palabras del secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales, “es monumental”.

El tomógrafo para las imágenes de las cirugías especializadas no sirve, lleva más de 20 días sin servicio y todas las intervenciones están atrasadas. Hay contratistas que no reciben pago hace más de un mes. No se dejaron bien programados los pagos para los proveedores lo que llevó a que a finales de marzo se quedaran sin contrato y se afectó el servicio vital de laboratorio, pediatría, RX y cuidados intensivos. De hecho se habla de conciliaciones por encima de los 5.000 millones de pesos, lo que produjo por ejemplo que suministros como de alimentos, se pusieran en riesgo.

La pregunta es: ¿hubo negligencia, mala administración o una intención deliberada para que el hospital de Kennedy terminara otra vez con una intervención administrativa de alta complejidad?

Este jueves, precisamente, el secretario Morales y 20 de sus más calificados funcionarios hicieron la primera de por lo menos cuatro tomas más que se tienen programadas en hospitales.

EL TIEMPO pudo establecer que en la mira ya están por las mismas circunstancias y por ese mismo camino de investigación los hospitales de Meissen, Santa Clara, Simón Bolívar y El Tunal, entre otros. El tema es examinado por las cuatro supergerentes que el propio Morales nombró hace una semana con el fin de conjurar ese “desorden monumental”.

“Esto va a costar lágrimas y mucha plata”, dice el Secretario al señalar que en lo que va corrido del año, según sus cifras, se han facturado servicios por 36.000 millones de pesos de los cuáles se han recuperado solo 700 millones de pesos.

¿Qué se va a revisar?

Suministros, contabilidad, tesorería, todo se va a examinar, hoja por hoja, incluidos los contratos, pues lo que han detectado es que al parecer hubo ciertos privilegios con algunos contratistas a quienes se les habría pagado de forma anticipada o de forma irregular mientras que a otros que fueron cumplidos, les pusieron todo tipo de trabas.

La presidenta de la Asociación de Usuarios del Hospital Kennedy, Margarita Arévalo, vocera de los pacientes, reconoció que este centro hospitalario siempre ha estado prisionero de diferentes grupos políticos.

Dijo que los integrantes del equipo administrativo de la pasada administración “dejaron organizados y protegidos a los amigos de ellos”. A esto añadió que están desaparecidos unos 16.000 millones de pesos “que están mirando en cuál ‘gaveta’ los dejaron”, lo que se conjuga con la crisis de siempre, la de las urgencias y la atención de pacientes que a la fecha no ha sido solucionada.

Morales reconoce que el hospital no tiene problemas presupuestales. Al año, recibe 180.000 millones de pesos para la atención de los servicios.

El exgerente del hospital durante la pasada administración, Juan Ernesto Oviedo, dijo a EL TIEMPO que si bien ellos también encontraron casos incluso de contratistas que falsificaban las planillas de pago de la salud y pensión, dijo que durante los 22 meses que estuvo al mando, se avanzó. Además precisó que no dejó ningún contrato firmado para después de su gestión.

Se implantó la atención a pacientes oncológicos de manera integral, se realizaron cirugías muy complejas como las de epilepsia, se pudo aplicar cobro coactivo a algunas EPS que no pagan a los hospitales y nunca se pagó tarde ni a los trabajadores ni a los contratistas".

Y agregó: “La nueva administración dio orden de contratar solo cuatro meses que es hasta abril y así se hizo”, dijo Oviedo, al tiempo que aclaró que es posible que los propios funcionarios del hospital “no le hayan sabido informar al doctor Luis Gonzalo las cosas, pero todo eso se puede aclarar”.

Medicina especializada

El hospital de Kennedy en promedio realiza al día 600 consultas de medicina especializada, 70 egresos en urgencias y hospitalización y 45 cirugías.

Se realizan 2.178 pruebas de laboratorio y 240 imágenes diagnósticas, las cuales están suspendidas.

En un solo fin de semana llegan más de 100 heridos de dos sectores de la localidad: Patio Bonito y Cuadra Alegre. Todos estos pacientes llegan a la sala de urgencias con heridas producto de las riñas en establecimientos, en zonas públicas, atracos o por accidentes de tránsito.

‘El desorden comienza por los contratos’

Luis Gonzalo Morales, secretario de Salud, habla de la gestión que se va a realizar en los hospitales de la capital.

¿Cuál es la situación del hospital de Kennedy?

Hay un monumental problema de desorden, por ejemplo de contratos vencidos (...), y sin embargo la gente sigue viniendo a trabajar. Y al mismo tiempo me preocupa que en el mes anterior se hizo un pago de 1.600 millones de pesos de una cuenta vencida hace ocho años, pero que fue priorizada y no se priorizó el contrato (actual) de alimentos.

¿Y qué hay con eso, mala intención?

Nos dicen que el (contrato) de alimentos no lo han pagado hace más de seis meses. Les dijeron que el hospital lo iban a liquidar y que en el mejor de los casos iban a pagarles en cuatro años.

Eso lo hicieron de mala fe, de mala intención, para generar pánico entre la gente, para que se viniera al piso la prestación de los servicios, pero por fortuna hay equipo agradecido.

¿Qué otras sospechas tienen en los demás hospitales?

En el hospital de El Tunal encontramos que se gastó el 90 por ciento del presupuesto al 31 de marzo y que en lugar de pagar la alimentación, se hicieron conciliaciones y les pagaron a otros contratistas que no eran prioritarios. (En todos los hospitales) vamos a revisar más a profundidad, porque hay empresas a las que les pagan primero, son cumplidos y son empresas que subcontratan personal y bajo condiciones que no son adecuadas y eso no se debería permitir.

Y los trabajadores, ¿cómo han respondido?

Hay una gran disposición del personal. Eso lo corroboramos esta mañana (este jueves). En todos los frentes como los de urgencias que son unos héroes que trabajan con las uñas. Todos están dispuestos a colaborar. Y así la vamos a sacar adelante.

¿Y la actuación de las gerentes de las cuatro redes?

Las supergerentes (Claudia Helena Prieto Vanegas, responsable de los hospitales del sur; María Clemencia Pinzón Iregui, de los del norte; Alexandra Rodríguez Gómez del suroccidente, y Martha Yolanda Ruiz, del centroriente) están muy preocupadas por la situación, pero junto con los 20 funcionarios (de alto nivel que participan en la toma) tienen el compromiso de arreglar la casa.

¿Y el informe final?

Eso dará para otro libro blanco.

BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.