A devolver los libros prestados

A devolver los libros prestados

Tener ineptos en cargos delicadísimos es caer en mal gobierno.

notitle
19 de abril 2016 , 06:52 p.m.

Me lo dijo una exministra en la feria del libro: “Cuando un presidente se rodea de tipos ineptos, anda mal acompañado”. Andar mal acompañado es tener a un ineptón vigilando las licencias línea petróleo en el parque La Macarena. Por poco inundan con alquitrán espeso y negro ese regalito natural. Ecología, a veces puro bla-bla-bla.

Tener ineptos en cargos delicadísimos es caer en mal gobierno. Por eso hubo baile derrochón en Ecopetrol, donde sus directivos no sabían del baile alegre en Reficar. Fuera de las malolientes trampas del grupo económico Familia, el del papel higiénico y pañales carísimos, otro escándalo indigna al país: 64 automóviles blindados, con poco uso, del parlamento, subastados con precio base de seis y siete millones en piñata multimillonaria. Y los venden a huevo para comprar otros último modelo. Frescura, ustedes pagan esa fiesta.

Carros a parlamentarios y a señores que se autoamenazan por internet para estrenar camioneta blindada. Carlos Caballero Argáez preguntaba, en su columna de EL TIEMPO, de dónde acá debemos darle automóvil a cada parlamentario. ¿Es que 26 millones de sueldo no les alcanzan? Hoy les dan un blindado para moverse en Bogotá (que no lo necesitan) y otro auto para usarlo en provincia. Y ríanse, el Congreso les paga la gasolina, los viáticos de sus guardaespaldas y el conductor.

Un gobernante debe tener gente de absoluta confianza en los cargos que manejan miles de millones. Y el presidente Santos, en muchos casos, no los tiene. Lo pruebo: el saqueo multimillonario con los alimentos para los niños de colegios oficiales. Si el Presidente hubiera escogido para manejar el millón de millones de ese plan alimentario a un amigo suyo, ingeniero-financiero, correcto y eficiente, no estaría tan rajado en las encuestas; la gente culpa al de arriba, así no sea cierto.Trampas y saqueos contra los jovencitos mal alimentados vía directorios políticos amigos del Gobierno.

Bogotá parece ciudad cultísima. Hay ópera, teatro, ballet y feria del libro. Los que de jóvenes e izquierdistas expropiaban libros a Juan Gustavo Cobo y a Nicolás Suescún, en la Librería Buchholz, vayan a la feria y compren libros actuales. Los de Marcuse, Frantz Fanon, Marighella, Debray, ‘Ché’ Guevara, Jaime Bateman y Fidel Castro ya no entusiasman. Y a devolver los prestados. Buenas, buenas.


Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.