'¡Somos Bomberos Bogotá; si nos escucha, haga ruido!'

'¡Somos Bomberos Bogotá; si nos escucha, haga ruido!'

Grupo de rescatistas capitalinos logró sacar con vida a un hombre entre los escombros en Portoviejo.

notitle
18 de abril 2016 , 08:47 p.m.

“¡Somos Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá. Si alguien nos escucha, haga un ruido o golpee la pared!”.

Estas palabras enérgicas y vigorosas le devolvieron este lunes en la tarde el aliento a Pablo Córdoba, de 38 años, el administrador del hotel El Gato, uno de los que se desplomaron en el centro de Portoviejo, quizás la ciudad más duramente golpeada por el terremoto del sábado pasado.

Córdoba es la única persona, hasta el momento, que ha sido rescatada con vida por los cuerpos internacionales de rescate bajo los escombros de lo que fue una construcción de seis plantas entre las calles Pedro Gual y Olmedo, en el corazón de la capital de la provincia de Manabí. (Lea también: El sábado en que Ecuador sintió que era el fin del mundo)

Nos enteramos de que había una persona atrapada bajo los escombros que tenía señal de celular y que había estado llamando a un ingeniero. Entonces, recogimos nuestro equipo y nos dirigimos al punto, que era algo así como un hotel con restaurante”, le dijo a EL TIEMPO el cabo Carlos Castro, uno de los bomberos que participó en el rescate.

“A oído, con las técnicas que trajimos desde Colombia, empezamos la búsqueda. Cuando le hablamos, él empezó a hacer ruido, a golpear la pared. Estaba efectivamente debajo de una placa y tomamos la decisión de empezar a hacer la penetración a través de un orificio que hacemos con un rotomartillo”, relata el bombero, que está en el cuerpo oficial capitalino hace 16 años y en el Grupo de Búsqueda y Rescate de Estructuras Colapsadas, hace nueve. (Además: Hasta el momento son siete colombianos los fallecidos por el sismo)

“Por el orificio metimos una cámara que se usa para hacer búsqueda en estructuras colapsadas y vimos que teníamos vía libre. Procedimos a romper la placa y logramos sacar al señor vivo, sin lesiones aparentes”, cuenta el colombiano, que admite que la emoción de sacarlo con vida fue muy grande. “Nosotros nos identificamos como Bomberos Bogotá que veníamos a ayudar al Ecuador. Es una satisfacción inmensa, me puse a llorar de la alegría”, dice Castro, que forma parte de un grupo de 15 bomberos liderados por el teniente Luis Alirio Cáceres.

Cuando fue rescatado, el administrador del hotel se puso muy contento. Nosotros le dimos un poquitico de agua y ya se lo llevó la ambulancia, a ver qué dicen los médicos”.

Pero pronto el grupo del Cuerpo de Bomberos de Bogotá vuelve a su labor. El rescatado Córdoba contó que durante gran parte de las casi 48 horas que estuvo bajo las placas de concreto tuvo contacto auditivo con otras personas, que al igual que él hacían ruido y golpeaban las paredes. (También: En Soacha esperan el cuerpo de José Alfonso, muerto en Ecuador)

“Ya vamos a traer nuestros perros para hacer un barrido. Quizás logremos salvar otras vidas”.

MAGGY AYALA SAMANIEGO

Enviada especial de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.