'Fiscalía debería llamar también a los profesores del English School'

'Fiscalía debería llamar también a los profesores del English School'

La petición la hizo la madre de María Camila, quien murió en un accidente en lancha en el Amazonas.

notitle
15 de abril 2016 , 08:23 p.m.

La Fiscalía llamó a responder a tres personas por el accidente de la lancha en la que el 2 octubre del 2014 viajaban por el río Amazonas estudiantes del colegio The English School, de Bogotá.

En la madrugada de ese día, una caravana de lanchas partió de Puerto Nariño con dirección a la reserva natural de Marasha, pero poco después, en medio de la oscuridad, una de esas embarcaciones colisionó con una nave peruana. En el hecho murió María Camila Velandia Prieto, de 17 años. Con ella iban otros 27 estudiantes.

Los llamados a responder por este incidente son el conductor de la lancha, Éver Sinaragua Solano, y los guías operadores de la empresa Bluefields Mateo Franco y Manuel López.

Estas tres personas deberán acudir a una audiencia pública en los juzgados de Leticia (Amazonas), en donde la Fiscalía les imputará cargos por los delitos de homicidio culposo en concurso con lesiones personales.

“En este momento estoy en shock porque no sabía que habían llamado a imputación de cargos a unas personas. Lo hacen año y medio después de este intenso dolor y lucha”, le dijo a EL TIEMPO Mónica Prieto, madre de María Camila. (Lea también: Relato del viaje que enluta al English School)

Prieto asegura que las autoridades han sido lentas con la investigación y que son muchas más las personas con alguna responsabilidad en el accidente que le costó la vida a su hija.

En este hecho, indicó Prieto, “deberían citar a más personas; pienso que ellos no son los únicos a responder, entre los cuales están los profesores del colegio, que irresponsablemente aceptaron que la lancha saliera por el río a una hora no permitida”.

Explicó que la actividad no era una excursión como han querido hacer ver, que se trataba de una salida pedagógica programada por la institución educativa. Asegura que ella creyó en la experiencia del plantel educativo, de 40 años de funcionamiento, en este tipo de actividades.

Yo he sido clara en mis comunicaciones, que yo le entregué mi hija al colegio, no al señor Sinaragua (el conductor de la lancha). A ese señor nunca se la habría entregado, y él no me la habría pedido. Los únicos responsables son el The English School y la empresa Bluefields que ellos me presentaron”, señaló. (Lea también: Embarcación de excursión del English School no tenía permisos)

Agregó que si ella hubiese sabido que se trataba de una excursión no habría dejado ir a María Camila.

“A ella se le dijo que se le negaba el permiso en caso de que se tratase de un paseo. En esa ocasión se habló de dos actividades en el colegio: una era una excursión y la otra, una actividad educativa de tipo académico. De hecho, le dijimos que fuera a la que hacía parte del pénsum académico”, concluyó Prieto. 

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.