La movida de Braulio / El Caldero

La movida de Braulio / El Caldero

Este lugar es la nueva denominación del informal y sabroso restaurante de Muriel.

14 de abril 2016 , 06:19 p.m.

Luego de más de 20 años preparando los platos típicos de su tierra, en un rincón a pocas calles de la zona T en Bogotá, el andaluz Braulio Muriel cerró las puertas de su restaurante en diciembre pasado, y acaba de abrir las de su nuevo local, muy cerca de la sede del Museo Nacional, en el Centro Internacional de la capital colombiana.

La Tasca de Sevilla, que así se llamaba, era frecuentada por políticos, artistas, periodistas, intelectuales y amantes de la cocina tradicional española.

Y desde el comienzo estuvo claro que aquel lugar acogedor no era un restaurante encopetado sino una tasca: allí donde se preparan las recetas caseras, allí donde se reúnen los amigos a tomar unas copas mientras ven un partido de fútbol, allí donde hacen escala los del barrio para engañar el hambre mientras llegan a casa.

Y como en cualquier tasca que se respete, la movida gira alrededor de una barra detrás de la cual el cocinero trabaja y conversa con sus clientes, quienes prueban en pequeñas porciones lo que va saliendo del horno o fogón, o lo que está sobre la barra a la vista de todos: boquerones en vinagre, chicharrones al horno, tortilla de patatas, jamón serrano, aceitunas adobadas…

Así sucedía en La Tasca de Sevilla y así sucede ahora –en una barra larga y acogedora– en La Tasca de Braulio, que es la nueva denominación del informal y sabroso restaurante de Muriel.

Amo y señor de su propia cocina –porque es cierto que conversa, que comenta los resultados de los últimos partidos, que analiza la situación española, que evoca los parajes andaluces… pero también es cierto que no para de cocinar–, Braulio despacha paellas, dora langostinos, deja en su punto trozos de pulpo, les da los últimos toques a las paletillas de cordero, comprueba que el cochinillo esté crujiente por fuera y tierno por dentro, prueba las lentejas que llevan horas a fuego lento y corta tajadas de ese queso de oveja al estilo manchego que alguno de sus viejos clientes acompañará con un tinto del País Vasco.

Con las recetas de sus antepasados y la vocación festiva de Andalucía, Braulio ha hecho carrera en la escena gastronómica de Bogotá.

La tasca que ahora lleva su nombre lo tiene todo para esos almuerzos de largo aliento en los que se celebra la vida.

La Tasca de Braulio. Transversal 6ª N° 27-50, Bogotá. Teléfono: 341-0774.

elcalderodesancho@yahoo.com.co

SANCHO
Crítico gastronómico

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.