115 familias, en emergencia por colapso de alcantarillado en Girardot

115 familias, en emergencia por colapso de alcantarillado en Girardot

Drenajes de algunas zonas que se taparon por las basuras tienen en vilo este municipio.

notitle
13 de abril 2016 , 09:49 p.m.

Más de 350 personas resultaron afectadas por las fuertes lluvias que se presentaron en Girardot (Cundinamarca) y que ocasionaron varias emergencias en 15 sectores del municipio. No se reportaron heridos, aunque sí daños materiales.

Según el ingeniero Roberto Salazar, director de la Unidad de Gestión del Riesgo de Cundinamarca, la emergencia comenzó desde el martes, en horas de la mañana, cuando se presentaron fuertes lluvias en Girardot y colapsaron las redes de alcantarillado y drenajes de algunas zonas.

En la atención de la emergencia participaron la Administración Municipal, el Cuerpo de Bomberos de Girardot, el Ejército Nacional y organismos de socorro, quienes llegaron a los barrios Villa Alexánder, Gólgota, Meneses, La Esperanza, Centenario, Villa Olarte, Kennedy, Primero de Enero, entre otros.

César Villalba, alcalde del municipio, señaló que se mantiene la alerta naranja para atender nuevas situaciones que se puedan presentar por las lluvias. Explicó que la emergencia del martes ocurrió porque se taponaron las redes de alcantarillado, a raíz de las cantidades de basura depositadas en las tuberías. “El viernes se habían registrado lluvias y el martes volvieron con mayor intensidad. Eso ocasionó que la red de alcantarillado colapsara porque había muchos residuos en las tuberías y tuvimos 115 familias damnificadas”, explicó Villalba.

En algunos puntos los organismos de socorro tuvieron que realizar la evacuación temporal de las viviendas y trabajar con retroexcavadoras para retirar los residuos sólidos. Además, tuvieron que retirar agua de cuatro colegios que se inundaron. El miércoles al mediodía la situación se controló y en la tarde continuaban las labores de limpieza de la red de alcantarillado, para evitar que futuras lluvias vuelvan a afectar la zona norte del municipio.

Según el ingeniero Roberto Salazar, director de la Unidad de Gestión del Riesgo de Cundinamarca, las lluvias han generado varias emergencias en al menos otros seis municipios de Cundinamarca.

Por ejemplo, en Villeta se presentaron deslizamientos en las veredas Alto de Pajas, El Maní y Naranjales y en Guaduas un episodio similar ocasionó el cierre de un carril de la vía hacia Honda (Tolima). El miércoles se trabajó en su habilitación. En Cáqueza se reportaron en los últimos días inundaciones en el barrio Delicias, donde resultaron afectadas cuatro viviendas. En Tocaima se presentó el crecimiento de las quebradas Acuata y Charco Verde, que afectó la vía que conduce hacia Jerusalén y Agua de Dios. En Gachetá se presentó crecimiento de la quebrada Yonama sin afectaciones. Finalmente, en Manta se inundó el centro del municipio, que afectó a un local comercial, situación bajo control.

Denuncias

En redes sociales la comunidad de Girardot denunció que ya habían alertado a las autoridades de las crecientes sin recibir respuesta.

Álvaro Eduardo Farfán, capitán delegado departamental de Bomberos Cundinamarca, expresó que “en Girardot desde hace mucho tiempo hemos hecho un llamado para que la Administración fortalezca el cuerpo de bomberos”.

Explicó que se debe modificar el manejo de los dineros de la sobretasa bomberil, pues no se destinan a la causa sino que se le dan a la corporación Prodesarrollo, que maneja temas variados. Agregó que “falta personal para atender emergencias. Con algo más grave podríamos colapsar”. Denunció que esto podría pasar en 23 municipios que no han firmado convenio con ellos.

350 personas del municipio de Girardot resultaron afectadas por las fuertes lluvias que se presentaron en los últimos días. El problema mayor devino de taponamientos de algunas alcantarillas que terminaron por rebozarse.

Basura causó alerta en canal Córdoba

Sofás, llantas, tejas de plástico y hasta una tina de baño fueron encontrados por la Empresa de Acueducto de Bogotá (EAB) en el canal Córdoba a la altura de la calle 127D con carrera 39, en la localidad de Suba. Estos elementos estaban causando el represamiento del agua en el humedal.

La jornada de limpieza se hizo porque la EAB recibió una alerta sobre el repentino aumento del nivel del agua. En su recorrido los operarios retiraron cerca de 2 toneladas de residuos sólidos que por poco causan desbordamientos e inundaciones en los barrios Niza VIII, Mazuren y Puente Largo. Según la EAB, los ciudadanos inescrupulosos son los responsables de arrojar escombros y objetos como muebles y colchones que ya no usan en sus hogares.

La gerente del Acueducto de Bogotá, Evamaría Uribe, reiteró nuevamente el llamado a los ciudadanos para que no arrojen basuras a las calles, sumideros ni canales. “Solo podremos lograr mantener la ciudad limpia y sin riesgo de inundaciones si las personas dejan de arrojar llantas y sofás a los canales y entregan sus basuras para que las empresas de aseo dispongan de ellas”, subrayó la funcionaria.

*Escríbanos a miccru@eltiempo.com

EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.