Sentido adiós del pueblo a Édgar Perea

Sentido adiós del pueblo a Édgar Perea

Figuras de la política, la farándula y el deporte también desfilaron por la catedral María Reina.

notitle
13 de abril 2016 , 06:55 p.m.

El enmascarado del Junior bajó su cabeza y pronunció unas palabras que no se escucharon frente al ataúd, mientras una mujer de la tercera edad levantó la cartelera elaborada a mano con varias fotos recortadas de diarios y revistas en que reflejaban su admiración. (Vea la galería: El último adiós que los barranquilleros le dan a Édgar Perea)

Así como esa estampa de antes de comenzar la misa este miércoles, justo a las 3:30 de la tarde --horario de partidos de fútbol de hace años en Colombia--, hubo millares de manifestaciones en la despedida que el pueblo barranquillero le brindó al locutor y comentarista deportivo Édgar Perea Arias.

La Catedral María Reina se llenó desde la mañana hasta la noche en la velación del popular hombre de medios de comunicación, que murió la noche del lunes en Bogotá a la edad de 81 años.

El pueblo-pueblo desfiló y observó en medio de lágrimas y tristeza el rostro de 'El Campeón' metido en el ataúd, que llegó antes de cinco de la mañana a la ciudad, fue trasladado a Funerales Los Olivos de la carrera 38 y de allí pasó a la Catedral, no en la carroza fúnebre, como quería finalmente la familia, sino en el carro del Cuerpo de Bomberos a petición de los aficionados.

Al paso por las calles 60 y 53 y por la carrera 44, antes de llegar a la Catedral, el público salió a a ovacionar a Perea, dueño de la sintonía en la radio y televisión del país desde 1966. Los coros de '¡Campeón, Campeón! y ¡Junior, tu papá!' se escucharon, mientras la sirena del Cuerpo de Bomberos y la Policía Nacional sonaban.

En la misa, el Arzobispo de Barranquilla, Jairo Jaramillo, exaltó la memoria del locutor y repitió la frase con que Perea se despedía luego de cada participación en los medios: "Que sigan siendo felices, Édgar les dice", mientras los aplausos parecían salir del estadio metropolitano Roberto Meléndez.

Además del pueblo, figuras de la política, farándula y el deporte desfilaron por la Catedral. El capitán del Junior en las dos primeras estrellas, Gabriel Berdugo, estuvo en primera fila , al igual del símbolo del fútbol colombiano de todos los tiempos, Carlos 'Pibe' Valderrama, que lo hizo en la mitad de la misa.

"Este man era un bacán, mi amigo, el defensor del deportista colombiano. Un gran hombre", expresó Valderrama al periodista de EL TIEMPO, que estaba a su lado.

Angélica Redondo, esposa del Campeón, sentada al lado de Jesús Perea, hermano preferido del locutor, agradeció la manifestación de cariño del pueblo barranquillero. "Lo de las cenizas en el estadio lo vamos a definir después", manifestó Redondo.

Después de la misa, hubo reconocimiento de parte de autoridades civiles. El hijo mayor del afamado personaje, también llamado Édgar Perea --igual es locutor--, narró un gol como su padre y la Catedral estalló en aplausos.

Anoche mismo, al cierre de edición, se transportaba el cuerpo a Funerales Los Olivos, sede norte, donde hoy, en horas de la mañana, habrá una cremación en ceremonia privada.

ESTEWIL QUESADA FERNÁNDEZ
@EstewilQ
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.