Lo que implica dormir con un perro o un gato

Lo que implica dormir con un perro o un gato

Un veterinario, un experto en comportamiento animal y un especialista en alergias debaten el tema.

notitle
13 de abril 2016 , 11:37 a.m.

 Al dormir a su lado experimentamos ese calorcito de los cuerpos, ellos están cómodos y nosotros también. Sabemos que es algo placentero, pero... ¿es recomendable compartir la cama con nuestro perro? ¿Nos puede causar algún problema o enfermedad dormitar con el gato?

“No hay ningún tipo de restricciones en cuanto a pasar la noche con animales”, responde el doctor Guillermo Montaña, médico veterinario antioqueño. “En líneas generales, es simplemente una decisión individual”, asegura y añade: “Personalmente creo que es un beneficio mutuo, siempre y cuando al cuidador le guste hacerlo”.

Desde el punto de vista canino, ellos también disfrutan esta práctica. “Cuando tenemos una relación cercana con nuestras mascotas liberamos más oxitocina, una hormona que ayuda reducir el estrés”, indica Juan Camilo González Niño, etólogo clínico y médico veterinario de la Clínica Soluciones en Conducta Animal.

“Uno de los aspectos que resaltan los ‘padres’ es que el increíble sentido del olfato y auditivo que poseen sus compañeros de habitación les generan una sensación de seguridad, compañía y protección”, revela.

También cabe indagar en la psicología animal y preguntarnos ¿qué implica sumarse a un espacio que, originalmente, está creado para las personas? Al respecto, Carlos Andrés Naranjo, etólogo de perros y gatos de Doctor Pulgas, dice que es importante tener presente que al compartir la cama con tu animalito terminas formando una manada.

“Esto, en algunos casos, puede ocasionar que le cueste entender su rango e incluso reconocerte como líder”, asegura. ¿Qué hacer? Según Laura Jimena Parra, veterinaria zootecnista: “Si tratas a tu animal como humano, él te tratará a ti como a un animal.

Se ha establecido una relación sin límites territoriales”. Sin embargo, son temas que se pueden tratar y aprender a controlar. “Dormir o no con ellos es una decisión personal, pero debemos educarlos, mantenerlos sanos temprano, cuidar su alimentación y tratar de detectar posibles problemas de salud”, concluye Parra.

Cuestión de higiene

Hay una realidad: compartimos nuestra morada con animales que pierden pelos y que, quizás, conviven con pulgas. Por todo eso, “es recomendable tomar las medidas mínimas de higiene y, por supuesto, tener el plan sanitario al día, principalmente la desparasitación”, revela González.

Y es que sin la salubridad adecuada, puede contagiar a su propietario con enfermadades, denominadas 'zoonosis'. Mantén tu hogar limpio y libre de infecciones, está atenta a sus vacunas, báñalos con la frecuencia necesaria y, en el caso de los perros, es indispensable limpiar sus paticas al regresar al hogar tras un paseo.

ALO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.