Marihuana potente y cocaína sucia, la droga que se vende en Bogotá

Marihuana potente y cocaína sucia, la droga que se vende en Bogotá

Estudio de ATS señala que varios estupefacientes comercializados actualmente tienen alteraciones.

notitle
13 de abril 2016 , 10:38 a.m.

Las drogas que consumen los bogotanos no son lo que parecen. Así lo revela un estudio de la corporación Acción Técnica Social (ATS) sobre los compuestos de los estupefacientes que se mueven en el 'mercado negro' de la capital.

ATS dice que durante el 2015 recaudó 842 muestras de diferentes sustancias psicoactivas y en los primeros meses de este año, otras 420 sustancias.

En los resultados del estudio confirmó que la droga más adulterada en las calles de Bogotá es la cocaína. La investigación estableció que este estupefaciente es mezclado con cafeína, levamisol, fenacetina y anestésicos locales. La pureza con la que se comercializa este narcótico está en un rango entre el 25 y el 50 por ciento.

De igual forma, el análisis señala que el llamado 2-CB o cocaína rosa que se comercializa en la capital es en realidad una mezcla entre ketamina, cocaína y éxtasis (MDMA); la cual, en la mayoría de los casos, no tiene ningún componente del 2-CB.

ATS explica que uno de los riesgos es un aumento en el consumo, lo que deriva en una necesidad de los que usan estas drogas de incrementar la dosis para sentir el efecto alucinógeno, creando una dependencia física y psicológica más marcada.

Por otro lado, el éxtasis o MDMA en algunos casos es adulterado con anfetamina, cafeína y es sustituido por sustancias como las mentafetaminas y catinonas.

Esta última es conocida por su "fuerte acción estimulante con efectos psicodélicos que puede generar comportamientos agresivos, taquicardia y paranoia", de acuerdo con el informe.

Lo mismo ocurre con el LSD, una droga que por lo general es suplantada por el llamado DOC, un estupefaciente considerado como el más peligroso del mundo.

Esta droga es más potente que el LSD y tiene como efectos el incremento del ritmo cardiaco, paranoia, miedo, ansiedad y pánico, vasoconstricción (problemas circulatorios en las extremidades), pensamientos recurrentes y bucles mentales.

En cuanto a la marihuana, el estudio señala que la droga que es vendida en la capital tiene una alta concentración de Tetrahidrocannabinol (THC). En el caso de la 'creepy', esta tiene un porcentaje de 18 por ciento de este componente, cuando lo normal es entre el 2 % y 7 %. Sobre el aumento del THC ya había alertado la Oficina Contra las Drogas y el Delito (UNODC) en el informe mundial de drogas.

Esto podría generar en el consumidor mayores daños a mediano y largo plazo, especialmente en la pérdida de memoria y problemas de concentración.

“Los daños congnitivos ocasionados por este tipo de marihuana se presentan cada vez más rápido entre los consumidores: un consumidor habitual tardaba entre 10 y 15 años para experimentar situaciones de pérdida de memoria y falta de concentración, ahora con el cannabis de alta potencia estos daños pueden presentarse y manifestarse a los cinco años de consumo”, señala el informe.

EL TIEMPO.COM

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.