Hermanos Vives Lacouture fueron condenados a 12 años por AIS

Hermanos Vives Lacouture fueron condenados a 12 años por AIS

El juez encontró que fraccionaron predios para acceder a subsidios de pequeños agricultores.

notitle
11 de abril 2016 , 03:12 p.m.

Un juez de Paloquemao, en Bogotá, acaba de imponer la más alta condena contra los particulares que hicieron trampas para beneficiarse de los millonarios subsidios del programa Agro Ingreso Seguro (AIS).

Inés Margarita y José Francisco Vives Lacouture, hermanos de una prestigiosa familia de Santa Marta, pagarán 12 años y seis meses de prisión por el delito de peculado por apropiación en concurso homogéneo a título de intervinientes. Eso, en términos comunes, significa que se beneficiaron indebidamente con la plata de todos los colombianos.

Es el segundo fallo más alto por ese escándalo durante el segundo gobierno de Álvaro Uribe. El exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias fue condenado por la Corte Suprema de Justicia a 17 años de prisión como supuesto cerebro de la estrategia para favorecer a poderosas familias de la costa Atlántica que después aparecieron haciendo aportes a su precandidatura presidencial. Arias huyó del país y está refugiado en Estados Unidos.

Por el fraude, que consistió en la fragmentación en el papel de un mismo predio, para así conseguir varios subsidios, los Vives también deberán pagar una multa de 1.500 millones de pesos. El fiscal del caso solicitó que ambos sean recluidos en centros penitenciarios de Santa Marta. (Además: Las pruebas de la Corte que condenaron a Andrés Felipe Arias por AIS)

Según la investigación, Inés Margarita presentó, bajo la firma Inversiones Santa Inés, tres proyectos para sus fincas, ubicadas en zona bananera del Magdalena Medio. Por su parte, José Francisco presentó un proyecto para su finca Boca Ratones, que estaba dividida en cinco lotes. Era una propuesta inviable que, aun así, terminó favorecida por AIS.

El órgano acusador encontró que la suma obtenida por los Vives Lacouture por los subsidios irregulares ascendería a los 1.776 millones de pesos.

Por el escándalo de Agro Ingreso Seguro, diez miembros más de la familia Vives Lacouture fueron investigados. No obstante, todos ellos aceptaron devolver 4.500 millones de pesos con intereses y fueron desvinculados de la investigación.

La Fiscalía dice que al menos 25.000 millones de pesos fueron repartidos fraudulentamente por los funcionarios del Ministerio de Agricultura que estuvieron al frente del Programa AIS. Según la Fiscalía, a los recursos del programa “solo accedieron grandes productores agrícolas, y los requisitos exigidos eran inalcanzables para los medianos y pequeños agricultores”.

Los otros condenados

El exviceministro de Agricultura Juan Camilo Salazar, también procesado por el caso, negoció con la Fiscalía y se convirtió en testigo del ente acusador contra los demás enredados en el escándalo. Salazar aceptó los cargos de peculado y contrato sin el cumplimiento de requisitos legales y recibió un principio de oportunidad por interés indebido en celebración de contratos.

La justicia condenó a Juan Manuel Dávila a 20 meses de prisión y una multa de 100 millones de pesos, acusado de peculado por apropiación y falsedad en documento público. Su madre, María Clara Fernández de Soto, y su hermana Ana María recibieron sentencia de 22 meses. En ese caso fue absuelta la exreina Valerie Domínguez. Alfonso Enrique Vives Caballero, otro de los beneficiarios, fue sentenciado a 34 meses. Ninguno de ellos fue a prisión.

JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.